Dónde comer en el corazón de Medio Cudeyo

Solares, una localidad turística por su historia, su balneario y su amplia oferta gastronómica

Vista exterior del Balneario de Solares. /MIGUEL DE LAS CUEVAS
Vista exterior del Balneario de Solares. / MIGUEL DE LAS CUEVAS
Diego Ruiz
DIEGO RUIZSantander

Solares es la localidad más poblada, pese a no ser la capital, del municipio de Medio Cudeyo. Un pueblo con historia que ha sabido ir adaptándose a los tiempos y que, además de convertirse en uno de los destinos turísticos más importantes de la región, en un demandado lugar de ocio, ha conservado su carácter rural. Su conocido hotel-balneario y los numerosos restaurantes y bares de la localidad, que ensalzan de manera especial la cocina tradicional y de mercado de Cantabria, son sin duda parte del motor de Solares y, por consiguiente de todo el ayuntamiento que está constituido además por los pueblos de Valdecilla (la capital), Anaz, Ceceñas, Heras, Hermosa, San Salvador, San Vitores, Santiago de Cudeyo y Sobremazas. Todos ellos con el encanto de la Cantabria agrícola y ganadera, donde el descanso se alterna con la diversión de sus fiestas cuando llega el buen tiempo.

Solares, antes de la llegada de la autovía del Cantábrico, un importante cruce de caminos. La N-634 cruza esta localidad y de ella parte la N-635 hacia Santander, así como lo hacen sus autovías correspondientes, A-8 y S-10, respectivamente. En lo que respecta a carreteras autonómicas, la CA-161 comunica Solares con La Cavada y la CA-420 hace lo propio con Rubayo. Asimismo, la localidad dispone de una estación de ferrocarril servida por los trenes de cercanías de la empresa FEVE, en la línea Santander-Liérganes.

Monumentos

A los atractivos culinarios, entre los que destacan las carnes de gran calidad de reses que se alimentan de pastos naturales, y de diversión de Solares, hay que sumar también los arquitectónicos y los históricos. En primer lugar merece la pena destacar el yacimiento del Pico Castillo que se encuentra situado en la cima del monte y no presenta senderos, por lo que es necesario ir monte a través.

Vista del Pico Castillo y pantano de Heras.
Vista del Pico Castillo y pantano de Heras. / PICASA

Tiene vestigios de los siglos VIII-XI. Se trata de un castillo alto-medieval situado en una posición dominante. Presenta una muralla realizada en sillares rústicos y mampostería, unidos con mortero, cuyo trazado se adapta a la topografía del terreno, por lo que su planta es irregular y presenta unas dimensiones de 19 por 16 metros. Esta castillo primitivo posee una potente muralla circundando la cima del monte donde se ubica.

Palacio de los marqueses de Valbuena.
Palacio de los marqueses de Valbuena.

El Palacio de los marqueses de Valbuena es una de las construcciones más destacadas del municipio. Se trata de un palacio de sillería construido en 1692 y adornado con espléndidos escudos de los Ibáñez de Agüero y Riva-Herrera. No menos valor gozan dentro del patrimonio de Medio Cudeyo las iglesias parroquiales de Santa María, en Valdecilla, y San Juan Bautista, en Anaz, edificadas en los siglos XV y XVII, respectivamente. La torre de los Alvarado, en Heras; la de los Cueto, en Sobremazas, y la casona de los Rubalcaba, en Solares, son magníficos ejemplos de arquitectura civil de los siglos XVI, XVII y XVIII. Cuenta también Medio Cudeyo con significativas construcciones medievales, como el citado yacimiento del Pico Castillo al aire libre.

Casa de la finca del Marqués de Valdecilla (1892), en Medio Cudeyo, construida por Ramón Pelayo de la Torriente, Marqués de Valdecilla.
Casa de la finca del Marqués de Valdecilla (1892), en Medio Cudeyo, construida por Ramón Pelayo de la Torriente, Marqués de Valdecilla.

De Ramón Pelayo quedó en el pueblo de Valdecilla la que fue su residencia y donde recibió entre otros al Rey Alfonso XIII, hoy el complejo que consta de diversos edificios que fueron restaurados se ha convertido en referente cultural de la región, albergando entre otros un museo entorno a la figura y vida del Marqués, exposiciones temporales, conciertos o cursos de verano de la Universidad de Cantabria.

El Marqués Ramón Pelayo, indiano y mecenas del Hospital Valdecilla, dejó en la capital del municipio la que fue su residencia, en la que recibió, entre otros, al Rey Alfonso XIII. El complejo, que consta de diversos edificios que fueron restaurados, se ha convertido en referente cultural de Cantabria. No hay que olvidarse de su Hotel-Balneario, edificio inaugurado en 1902, y la marca Agua de Solares, de sobra conocida en todo el país.

En esta zona hay gran variedad de restaurantes de los que destacamos:

Solares La Martintera

Dirección: C/ Emilio Maza Cifrián nº 10. Solares.

Teléfono: 942 520 750.

Día de cierre: Ninguno.

Propietario: Javier Quintanilla.

Cocinero: Dani.

Especialidades: Elaboraciones en parrilla de carbón de carnes rojas de calidad, como el chuletón y el solomillo. Pescados, picoteo selecto, cocina tradicional con tintes modernos. Observaciones: Dispone de Terraza.

Solares La Tienda de Pedro García

Dirección: C/ Calvo Sotelo nº 40. Solares.

Teléfono: 942 521 178.

Día de cierre: Lunes y domingo noche.

Propietarios: Emilio Gutiérrez y Fres.

Cocinera: Margarita Morán.

Especialidades: Raciones variadas, embutidos ibéricos, quesos, fritos.

Observaciones: Tienda de 1926 habilitada como restaurante, perteneciente al Club Calidad Cantabria Infinita.

Solares Casa Enrique

Dirección: Paseo la Estación nº 20. Solares.

Teléfono: 942 520 073 y 942 520 1 60.

Propietario: Enrique García Martín.

Cocinera: Mercedes García Salmón.

Especialidades: Carico montañés, carnes de vaca de Cantabria, degustación de bacalao. Platos de temporada, como angulas, setas, bocartes... Desde 1910 conservando tradiciones.