Garbanzos con pulpo

Garbanzos con pulpo
Ricardo Ezcurdia
RICARDO EZCURDIA

Ha llegado el invierno, esta semana ha irrumpido con fuerza, necesitamos contrarrestar el frío que nos invade de alguna manera. No se me ocurre nada mejor que la cuchara. Tanto si son legumbres como cremas o sopas siempre resultan reconfortantes en días de frío, nos recargan las pilas de energía saludable y nos dan calor. Son platos que normalmente no requieren mucho trabajo, nada más estar pendiente del 'chup chup' de la olla cuando esté al fuego, para que el resultado sea óptimo.

Os propongo esta semana hacer unos garbanzos con pulpo, una de esas recetas que pasarán a formar parte de vuestro 'top 20' de recetas de invierno por su sencillez y porque es un guiso de los que dejan huella.

Tengo que reconocer que los garbanzos son una de las legumbres que más me gustan y de las más polivalentes porque con cualquier cosa que les acompañes van de cine. Como ya sabéis es importante utilizar agua caliente para ponerlos a remojo la noche antes, así como a la hora de cocerlos. Simplemente los ponemos a cocer unos 30 minutos en una olla express con un puerro, una cebolla y una hoja de laurel, así tendremos unos garbanzos deliciosos, que reservaremos una vez cocidos.

Otra parte fundamental del guiso es el sofrito, quizás la más importante, tiene que estar hecho con mimo, con tiempo. Un buen sofrito casero aporta un sabor concentrado e intenso al plato final, y el tiempo va haciendo que vaya concentrando sus aromas y sabores.

Empleamos un par de dientes de ajo, un par de cebollas bien picadas, un pimiento verde y un par de tomates maduros, una vez tengamos todo picado lo añadimos a la cazuela y vamos poco a poco pochando, confitando lentamente, para que las verduras vayan perdiendo su agua y a su vez concentrando sus sabores, que se vayan mezclando. Salpimentamos. Otro punto a tener en cuenta es si le queremos dar un toque con alguna hierba fresca o algún ingrediente más al sofrito, en este caso para el guiso que hoy nos compete a mi me gusta añadir una pizca de pimentón, un poco de azafrán y un poquito de comino, pero eso ya es al gusto.

Una vez lo tenemos como queremos agregamos los garbanzos, añadimos un chorrito de caldo de pescado o de la cocción del pulpo, y rehogamos unos minutos.

Yo en este caso añado fumet porque el pulpo que he utilizado son unas patas previamente cocidas que incorporamos al sofrito con los garbanzos, cortado en rodajas, como si fueran a emplearse para el pulpo a la gallega. Dejamos cocer todo el conjunto unos 12 minutos corrigiendo con más fumet si vemos que se nos seca el guiso.

Picamos un poco de cebollino, servimos en un plato o cazuela de barro, calentado previamente para que el guiso no pierda su temperatura. Añadimos un chorrito de aceite de oliva y espolvoreamos el cebollino justo antes de servir.

Os aseguro que os encantará y lo repetiréis una y otra vez.

 

Fotos

Vídeos