Mousse de chocolate con queso fresco

Mousse de chocolate con queso fresco
Ricardo Ezcurdia

Esta semana os propongo uno de esos postres podemos adaptar a nuestros gustos, sobre todo con la decoración y acompañamiento

Ricardo Ezcurdia
RICARDO EZCURDIA

Como ya habréis podido comprobar durante estos años no soy precisamente un amante de los postres, me gustan sencillos, me vuelve loco el helado, pero, como os digo, no soy una persona golosa a la que le guste el dulce especialmente.

Eso no quita para que me guste hacerlos, la tarta de queso es una de mis especialidades, y no lo digo yo únicamente, pero hay un tipo de postre que es sencillo de elaborar, que si no tienes tiempo y tienes que hacer algo para una cena es muy socorrido y que no encierra ningún misterio, ni de ingredientes ni de técnica.

Esta semana os propongo uno de esos postres, que ademas podemos adaptar a nuestros gustos, sobre todo con la decoración o el acompañamiento.

Se trata de una mousse de chocolate con queso fresco para lo cual necesitaremos:

-300 ml de queso fresco.

-150 ml de yogur.

-Dos cucharadas de azúcar glass.

-Seis cucharadas de chocolate en polvo y otras seis de cacao.

-Un toque de ron –lógicamente, si es para niños, el ron lo obviamos–.

-Las claras de un par de huevos.

- La f ruta que más os guste para decorar.

Estas cantidades son para cuatro vasos normales, pero todo depende del tamaño, aunque también lo podéis presentar en un único recipiente y luego servir a cada comensal.

Paso a paso

Es muy sencillo, en primer lugar mezclamos en un bol grande el queso con el yogur hasta que esté bien integrado, luego tamizamos el azúcar, el chocolate y el cacao poco a poco hasta que el resultado sea una mezcla homogénea.

Es el momento de añadir el ron solo para los mayores, y montar las claras a punto de nieve, en otro bol.

Una vez montadas las vamos incorporando a la mezcla con mucho cuidado para que no se nos bajen, poco a poco, hasta que queden totalmente integradas. Vertemos en varios vasos la mezcla y lo llevamos al frigorífico donde lo tendremos al menos una hora para que coja cuerpo.

Es el momento del acompañamiento que en este caso le aportará frescura a la mouse, la fruta, especialmente el kiwi, el plátano, las fresas o los frutos rojos, pero si preferís otras también van bien, la piña o la naranja.

Unas hojas de menta para decorar y listo, es un postre o una tentación, una delicia, muy fácil de preparar sin complicaciones con ingredientes que normalmente tenemos en casa.