Detienen al dueño y al camarero del club Selva Negra

Agentes de la Guardia Civil de Medio Cudeyo custodian los accesos al club de alterne Selva Negra, entre Heras y Solares. /
Agentes de la Guardia Civil de Medio Cudeyo custodian los accesos al club de alterne Selva Negra, entre Heras y Solares.

La Guardia Civil subraya que las lesiones del fallecido no fueron la causa de la muerte y que sigue a la espera de la autopsia

ÁLVARO SAN MIGUELSantander

La Guardia Civil ha detenido al propietario y al camarero de la Selva Negra, el club de alterne de Solares en el que murió hace tres días José Manuel R. G., un cliente que llevaba ocho horas de juerga y que tras quedarse sin dinero la emprendió a cuchilladas con el personal de la sala de fiestas.

La investigación mantiene desde las primeras pesquisas que la muerte no está relacionada con las lesiones que presentaba el difunto tras la reyerta traumatismos en cabeza y tórax, pero ninguna herida de arma blanca. El principal argumento de esta teoría es el informe forense preliminar, que sostiene que el cliente sufrió un infarto de miocardio como consecuencia del consumo de drogas se están analizando muestras de tejido para saber con precisión lo que consumió y del esfuerzo físico de la refriega. Pero hasta que no se conozca el resultado de la autopsia no se podrá saber si se trató de un homicidio.

Mientras tanto, la Policía Judicial de la Guardia Civil sigue avanzando en la investigación para aclarar las circunstancias de la muerte y ha detenido a las personas que participaron en la reyerta una vez que han salido del hospital. El gerente del negocio (A. C. S.) sufrió un corte profundo en el cuello y el camarero del club (O. C. C.), heridas en cuello, cara y hombros. Ambos fueron operados de urgencia en Valdecilla. Como adelantó este diario, el barman tenía además una orden de busca y captura de un Juzgado de lo Penal de Arrecife (Las Palmas) por una condena pendiente de Tráfico, así que tras ser dado de alta fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Santander, que ayer ordenó su ingreso en prisión.

VER MÁS

La Guardia Civil podrá mantener la situación de detención de los sospechosos durante un máximo de 72 horas antes de ponerlos a disposición del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 2 de Medio Cudeyo. Fuentes judiciales aseguraron ayer a este periódico que antes del cierre de esta edición no habían sido llevados ante el juez, que será quien determine si imputa al gerente y al empleado de la Selva Negra por un supuesto delito de homicidio.

En cualquier caso será decisivo el resultado de la autopsia realizada al cadáver y el análisis de las muestras enviadas al Instituto Nacional de Toxicología de Madrid para continuar con el caso o dar carpetazo al asunto. Si como parece, el cliente del club falleció por causas naturales no habría causa, por lo que tampoco habría imputación para el personal de la Selva Negra.

José Manuel R. G. llegó a la Selva Negra el lunes a las ocho de la tarde «con una bolsa de droga en una mano y un fajo de billetes en la otra» según explicó una fuente cercana a la investigación y comenzó una juerga de sexo y drogas que terminó a las cuatro de la mañana, cuando salió a su coche a por más dinero para continuar la fiesta. En cambio regresó con un cuchillo y comenzó una refriega en la que él mismo terminó muerto y tres personas resultaron heridas de distinta gravedad. La suya ha sido la segunda muerte violenta que se produce en este local de alterne de Medio Cudeyo.