Decomisan 83 kilos de percebes a un furtivo multirreincidente

Uno de los agentes, ante los percebes y los aparejos intervenidos a los furtivos./OPC
Uno de los agentes, ante los percebes y los aparejos intervenidos a los furtivos. / OPC

Natural de San Vicente y de 32 años, acumula más de medio centenar de denuncias por pesca ilegal. El conductor del coche en el que portaba la mercancía dio positivo en drogas

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

La Guardia Civil ha intervenido 83 kilos de percebes a un mariscador ilegal contra el que se han formulado varias denuncias tras estos hechos, que vienen a sumarse al más de medio centenar de sanciones que ya lleva acumuladas por el mismo motivo.

Se trata de un hombre de 32 años y vecino de San Vicente de la Barquera, que fue localizado ayer de copiloto en un vehículo, cuyo conductor iba drogado y que transportaba en el maletero más de 80 kilos de este preciado crustáceo, cuyo precio ronda ahora los 40 euros el kilo, y todo lo necesario para su pesca.

Según informa la Guardia Civil, el vehículo, que conducía otro hombre de 34 años y vecino de Santander, fue interceptado ayer a las 13.20 horas en un control de la Guardia Civil de Laredo montado en Ambrosero (Bárcena de Cicero). Primero, los agentes identificaron el vehículo y a sus dos ocupantes y vieron que transportaban en el maletero gran cantidad de percebes en sacos. Ante tal hecho, se solicitó el apoyo de efectivos de la benemérita de Santoña, los cuales, una vez en el lugar, examinaron de una manera más pormenorizada el coche.

En el registro del maletero se localizó un total de cinco bolsas llenas de percebes, que arrojaron un peso de 83 kilos, y todo lo necesario para efectuar la pesca de dichos especímenes: seis rasquetas, dos trajes de neopreno, una linterna, unas gafas de buceo y tres pares de guantes.

OPC

Tras realizar gestiones para averiguar la procedencia y destino de este marisco, se pudo deducir que había sido pescado recientemente por el copiloto del vehículo -el de San Vicente de la Barquera-, que carece de la correspondiente licencia para realizar tal actividad.

Por ello, se formularon contra él denuncias por practicar marisqueo careciendo de carné de mariscador; por usar artes prohibidas para aquellas personas que carezcan del carné; por carecer de factura o albarán que acredite la lícita procedencia de la mercancía que transporta; por carecer la mercancía de etiquetado de trazabilidad; y por transportar el marisco en un vehículo que no posee las medidas de refrigeración y de seguridad requeridas.

En gestiones posteriores sobre las dos personas que viajaban en el vehículo, la Guardia Civil verificó que ambos habían sido denunciados en otras ocasiones en materia de pesca, destacando el copiloto con historial cercano a las 50 denuncias.

En cuanto al conductor -el de Santander-, dio positivo en la prueba de detección de drogas, a las sustancias de THC (Cannabis) y anfetamina.

Los percebes fueron entregados a un centro benéfico y los aparejos, incautados y trasladados a dependencias policiales.