Un proyecto solidario nacido de la tragedia de Laredo

Los padres de los dos jóvenes fallecidos al caer con el coche al mar y del único superviviente del accidente, crean en su memoria la asociación de ayuda a los niños 'Nunca jugarás solo'

Marcelino Sebastián (abuelo de Dámaso), Luis Vía (padre de Mario, el único superviviente tras el accidente), Fabián Sebastián (padre de Dámaso), Ana Álvarez (madre de Rubén) y Cristina Baranda (madre de Mario), de izquierda a derecha. /Abel Verano
Marcelino Sebastián (abuelo de Dámaso), Luis Vía (padre de Mario, el único superviviente tras el accidente), Fabián Sebastián (padre de Dámaso), Ana Álvarez (madre de Rubén) y Cristina Baranda (madre de Mario), de izquierda a derecha. / Abel Verano
Mariana Cores
MARIANA CORESSantander

Han pasado casi quince meses desde que los jóvenes de Laredo Dámaso Sebastián y Rubén Fernández, de 17 y 18 años respectivamente, perdieron la vida en un trágico accidente tras caer su coche al agua en el nuevo puerto deportivo. La muerte siempre es dura, pero si las vidas que se pierden son las de dos jóvenes deportistas, carismáticos, que se rodeaban de grandes amigos, la sensación de injusticia es aún mayor. De ahí que de su fallecimiento haya surgido un bonito proyecto, liderado por los padres de ambos jóvenes y del amigo que salió con vida del accidente, Mario Vía. Hace poco más de un mes se creó la Asociación Nunca Jugarás Solo, en su memoria. «Se trata de una asociación sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es acudir allá donde haya algún niño que nos pueda necesitar. Estamos orgullosos», cuenta el padre de Damián, Fabián. Y no es para menos. El apoyo que han recibido desde que iniciaran las primeras actividades, en diciembre de 2017, aunque aún no estuviera constituida la asociación oficialmente, «ha sido abrumador», confirma.

La asociación

Proyecto.
La asociación se creó para recaudar fondos para los niños que estén enfermos o desprotegidos. Ahora están centrados en renovar la planta de Pediatría del Hospital de Laredo.
Objetivo.
A través de la unión de familiares, amigos y vecinos de toda la comarca, organizan actividades deportivas y lúdicas.
Desarrollo.
Sin un calendario preciso, la próxima actividad organizada será un campeonato de fútbol en diciembre. Su correo es nuncajugarassolodr@gmail.com.

Como agrupación benéfica se han estrenado con el ala de pediatría del Hospital de Laredo. «Nuestra idea inicial era financiar una ludoteca, pero el proyecto se ha convertido en algo más grande. Se ha intervenido en toda la planta, reformando habitaciones o adquiriendo un sillón de lactancia. Ahora le toca el turno a la ludoteca».

Por ahora llevan recaudados 6.800 euros, aunque el proyecto total está presupuestado en 60.000 euros. Por ello ha sido «muy importante» el apoyo de la Obra Social 'la Caixa', el Ayuntamiento de Laredo, el Club de Fútbol de Laredo, y la Cofradía de Pescadores de San Martín, explica Fabián.

La gran pasión de Dámaso y Rubén era el fútbol. El primero era el capitán del Club de Fútbol Juvenil de Laredo. El segundo, había jugado en el Colindres.

El primer homenaje vino de la mano del Juvenil del Racing. «Organizaron el Memorial Dámaso y Rubén, el 30 de diciembre de 2017. Ahora, el propósito es convocar un partido el último fin de semana de cada año». Para este diciembre, «estamos programado un torneo cuadrangular, con equipos de la comarca (que podrían ser Castro, Santoña y Ampuero). Uno de ellos estaría formado por la unión de jugadores del Laredo y el Colindres, que se llamaría 'Amigos de Dámaso y Rubén'.

Pero además de recordarles, «queremos intentar hacer todo el bien por los niños, que son los que más nos necesitan, sobre todo los que padecen una enfermedad o están más desprotegidos», apunta. Lo cierto es que tras el partido del Racing «la gente nos preguntaba por el siguiente». «La asociación nace de una necesidad nuestra por encontrar algo con lo que honrar a nuestros hijos y del apoyo de amigos y vecinos. Gente que no conocíamos de nada nos ha dado un gran cariño, lo que nos ayuda aún más», asegura.

Tras el torneo, la Asociación de Amigos del Barrio San Lorenzo organizó su gala benéfica anual, entregándoles lo recaudado. Además, un jugador del Laredo, García, sorteó unas botas. Sumado a lo obtenido con el memorial del Racing, «conseguimos los 6.800 euros. La idea es estrechar lazos con otras asociaciones sin ánimo de lucro u ONG para colaborar y sacar a delante nuevos proyectos», indica.

Unión incondicional

De toda esta vivencia, «lo más bonito es cómo nos hemos unido todos de manera incondicional: los padres de los chicos que murieron, los del chico que sobrevivió, los vecinos y la cuadrilla de amigos de los chicos, 'El Batallón', que nunca fallan cuando se les necesita, para que nos echen una mano. El cariño nos mantiene unidos, pese al dolor», cuenta Fabián antes de embarcar rumbo a la costa de Guipúzcoa, a la pesca de la anchoa.

 

Fotos

Vídeos