El responsable de anticorrupción de Podemos en Cantabria dimite tras la salida de José Ramón Blanco

Daniel Ahumada/DM
Daniel Ahumada / DM

Daniel Ahumada ha aducido que la marcha del diputado provoca que «la continuidad de gran parte del trabajo sea imposible»

EFESantander

El responsable de anticorrupción de Podemos en Cantabria, Daniel Ahumada, ha presentado su dimisión «irreversible» del cargo tras la renuncia del diputado José Ramón Blanco, que se produjo el lunes tras trascender un expediente que tiene abierto por supuesto acoso a compañeras de partido. «Con la dimisión de José Ramón Blanco, que con Alberto Bolado llevaba toda la carga de trabajo parlamentaria relacionada con esta área, la continuidad de gran parte del trabajo se hace imposible», explica Ahumada en un comunicado remitido al partido, al que ha tenido acceso Efe.

Ahumada fue consejero del Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) de Podemos con anteriores secretarios generales y asumió la responsabilidad en Anticorrupción, Justicia, Seguridad, Función Pública y Estatuto de Autonomía después de que Rosana Alonso llegara al liderazgo del partido y se decidiera abrir responsabilidades de área a personas ajenas al Consejo.

Ahumada se ha referido en su comunicado al trabajo realizado y ha destacado el esfuerzo para sacar adelante una comisión de investigación sobre el Servicio Cántabro de Salud a iniciativa de Podemos después de que la de Valdecilla «se quedara en un cajón» por razones que desconoce. También ha aludido a las iniciativas de Podemos con Sodercán y a trabajos pendientes con Cantur y la Consejería de Economía.

«Ya no tengo con quien desarrollar el trabajo, al no estar José Ramón de diputado no tengo con quien dar continuidad a ese trabajo», ha dicho Ahumada, al ser preguntado por su dimisión.

Según ha señalado, el problema es que «las fuentes» que han estado trabajando con él y, también directamente con Blanco, le han trasladado en algunos casos que no iban a seguir colaborando. «Cuando tú eres una fuente que estás amenazada en tu trabajo no vas a depositar tu confianza en cien personas, o en un partido completo, sino en la persona que con quien has hablado siempre», ha apuntado, antes de añadir que «las grabaciones (a Blanco) han hecho mucho daño».

Ha advertido así que para las personas que están en sus puestos de trabajo recabando esa información delicada «saber que en el partido hay gente que está grabando cosas, lógicamente les lleva a no colaborar». «Si yo no puedo estar seguro de que no se me está grabando desde mi propio partido, menos seguridad pueden sentir ellos de que su identidad, información y conversaciones vayan a estar protegidas», ha subrayado.

Ahumada no se plantea volver a ocupar responsabilidades en Podemos. Ha agradecido a Blanco y Bolado y a todas las personas que han colaborado en el área que ha llevado «su enorme trabajo y esfuerzo para mantener una continuidad en la lucha contra la corrupción pese a las continuas convulsiones internas de este partido y a las dificultades que eso genera».

También ha dado las gracias a las fuentes que han dado la información necesaria durante estos años «para no ir simplemente a rebufo de la actualidad, sino conocer irregularidades que permanecían ocultas, investigarlas desde el Parlamento y denunciarlas generando actividad política».

También ha hecho un reconocimiento «para la gente buena, capaz e ilusionante» que ha conocido en Podemos, parte de la cual «se ha ido para no volver». La secretaria general de Podemos, Rosana Alonso, preguntada por este tema por Efe ha declinado hacer valoraciones, pero diversas fuentes del partido han lamentado la marcha de Ahumada y la situación que se está viviendo.

 

Fotos

Vídeos