El Gobierno encargará un estudio para restaurar el cargadero de mineral de Dícido

El Gobierno encargará un estudio para restaurar el cargadero de mineral de Dícido

El Parlamento aprueba por unanimidad una iniciativa de Podemos que también plantea a Cultura que medie para que el Ministerio incluya este proyecto en sus actuaciones prioritarias

DM .Santander

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado, por unanimidad, instar al Gobierno regional a encargar, junto con el Ayuntamiento de Castro Urdiales y la Demarcación de Costas, la "alternativa más adecuada" para el proyecto de consolidación y restauración del cargadero de mineral de Dícido. El mandato de la cámara también reclama a Cultura que se hagan las gestiones necesarias anet el Estado y el Instituto de Patrimonio Cultural para que el proyecto sea una de sus actuaciones prioritarias y que se participe en la convocatorias del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento, dentro del ámbito de la arqueología industrial.

El cargadero de mineral de Dícido fue construido en 1937 por Altos Hornos de Vizcaya y desde el 9 de abril de 1996 está declarado como Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de monumento por el Gobierno de Cantabria. Es el último de tipología de cantiléver de los que existían en la costa cantábrica y su importancia radica en las cualidades constructivas y en el sistema de anclaje y sujeción sobre el acantilado costera.

Son algunas des las cualidades de esta infraestructuras destacadas por la diputada de Podemos, Verónica Ordoñez, defensora de la iniciativa que ha desenvocado en acuerdo tras la aprobación de una enmienda del grupo socialista, por la que se elimina la petición de que los pliegos técnicos y administrativos deban estar elaborados en el plazo de dos meses. Así, una vez esté elaborado el proyecto se procederá a redactar el pliego de condiciones. Además en la enmienda socialista se apunta que no hay que crear una comisión conjunta con la Demarcación de Costas y el Ayuntamiento de Castro Urdiales, sino mantener la que ya está en marcha.

Ordóñez ha destacado que el cargadero es el emblema del conjunto de los vestigios de la minería de Castro Urdiales, "testimonio de las singulares infraestructuras de transporte y carga de mineral de las minería de los siglos XIX y XX de Cantabria y Vizcaya". Y ha subrayado que los "problemas estructurales" que padece el monumento hacen necesario un proyecto de restauración y consolidación, con un estudio previo que mida el grado de corrosión de la estructura.

También ha recordado que han pasado siete años desde que se abandonara la obra de rehabilitación del cargadero, tiempo en el que ha seguido "enfrentándose a la corrosión por el paso del tiempo y la intemperie del mar Cantábrico".

 

Fotos

Vídeos