Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede 1 mes gratis a todo el contenido y disfruta de la mejor experiencia publicitaria

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

La ola de flamenco en Cantabria

Dos bailaoras, un guitarrista, un cantaor y el presidente del Centro Andaluz repasan la renovación del género con motivo de su Día Internacional

Fermín Orizaola, Lucía Serrano, Sheila Izquierdo, Amador Dobarganes y Alejandro Martín Gutiérrez repasan, en el Centro Andaluz de Santander, el estado del flamenco en Cantabria /Alberto Aja
Fermín Orizaola, Lucía Serrano, Sheila Izquierdo, Amador Dobarganes y Alejandro Martín Gutiérrez repasan, en el Centro Andaluz de Santander, el estado del flamenco en Cantabria / Alberto Aja
ROSA RUIZ y JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Fue el 16 de noviembre de 2010 en Naibori (Kenia), cuando el flamenco obtuvo un máximo reconocimiento internacional por parte de la Unesco como manifestación cultural de carácter universal. El pasado viernes Cantabria se sumó a la celebración con una serie de actos que reivindicaron este arte. ¿Pero hay tradición flamenca en esta región? ¿Tiene futuro? Dos bailaoras, un guitarrista, un cantaor que es toda una institución en la región y el presidente del Centro Andaluz en la capital cántabra repasan para este periódico, cómo se vive el género en esta tierra. Hablan con orgullo del pasado y coinciden en que en Cantabria siempre ha habido tradición flamenca, aunque también perciben cierto desconocimiento. Coinciden en que las escuelas están llenas y que no falta público en las salas cuando llegan grandes figuras. Anoche mismo actuó Miguel Poveda en el Palacio de Festivales y las entradas se agotaron hace semanas. Sobre el futuro tienen más dudas, echan en falta ayudas y no pueden evitar compararse con otras regiones. Sin embargo, los más jóvenes han iniciado una nueva senda para que el flamenco vuelva a sonar y con fuerza en esta tierra. Las nuevas formas de interpretar flamenco y la eterna polémica entre el purismo y la fusión es otro de los temas que abordaron en este encuentro entre creadores.

 

Fotos