«La mujer en la comedia sólo servía para que el hombre rematase el chiste»

Victoria Martín (Chica Fitness) y Nacho Pérez-Pardo (Chema) viajan a Cantabria con frecuencia. / María Gil Lastra

Los youtubers Nacho Pérez-Pardo y Victoria Martín son responsables de 'Living Postureo' cuyos contenidos triunfan en las principales redes sociales. Su canal supera ya los 47.000 suscriptores y sueñan con producir una serie completa

Álvaro G. Polavieja
ÁLVARO G. POLAVIEJASantander

Triunfar en internet es posible si se sabe combinar el humor y la creatividad con ciertas dosis de osadía. Se puede hablar de la regla, del mercado laboral, de los hashtag de turno o del feminismo pero hay que saber hacerlo, y en Living Postureo han dado con la tecla. Victoria Martín (Madrid, 1989) y Nacho Pérez-Pardo (Santander, 1990) son las personas que hay detrás de Chica Fitness y de Chema, dos personajes que arrasan en Youtube convertidos en mordaz y desternillante parodia de la figura de los 'influencers'.

-¿Cómo surgió la idea de lanzarse a la comedia en Youtube?

-Nacho Pérez-Pardo (N. P.): Por la formación que hemos tenido y por dónde hemos querido enfocar nuestras carreras, tanto por guión como por producción, por lo audiovisual en general. Hemos encontrado un equilibrio entre una cosa que a nosotros nos gusta mucho hacer, que nos gusta ver, y que resulta que hay gente a la que le gusta verlo también.

-Victoria Martín (V. M.): Nos apetecía hacer algo creativo porque pensábamos que en Youtube España faltaba muchísimo contenido de ficción, y creíamos que había un nicho que había que cubrir. Comenzamos con un vídeo de Chica Fitness, se lo pasamos a nuestros amigos y les gustó, así que lo convertimos en muchos vídeos pequeños que fueron a Instagram y poco a poco ha ido creciendo hasta lo que es hoy. Aunque lo que mejor nos ha funcionado ha sido Youtube.

-¿Cómo le explicarían a alguien que no lo conozca qué es Living Postureo?

-N. P.: Es un canal de Youtube, aunque también está en otras redes sociales, de ficción, de comedia en falso documental un poco irreverente, en el que contamos las cosas que nos apetece contar. Y en el que a veces también intentamos meter un poco de mensaje reivindicativo y de crítica, pero siempre desde el tono de comedia. En el fondo lo hacemos por entretenimiento y para que sea divertido.

-V. M.: En el caso de Chica Fitness queríamos reivindicar el hecho de que la mujer pueda hacer la comedia que quiera. Porque, sobre todo en España, las mujeres en el entorno de comedia han tenido muchísimas más limitaciones, en el sentido de que la mujer ejercía un papel que sobre todo servía para que el hombre rematase el chiste. Nos parecía importante reivindicar con libertad y honestidad a que la mujer pueda jugar un papel dentro de la comedia que sea exactamente igual al del hombre.

«Al final nos hemos impuesto el compromiso de superarnos siempre» «En Youtube España faltaba mucho contenido de ficción y de comedia»

-Chica Fitness ya es para muchos un referente en Youtube.

-V. M.: Es un personaje que tiene un objetivo muy claro y por eso funciona, porque quiere hacerse famosa a toda costa, aunque no le sale muy bien. Realmente la pobre no tiene mucha suerte nunca. Ella intenta repetir los parámetros que hacen otras famosas u otras 'influencers', pero sin suerte. Creo que funciona porque en el fondo se ríe del perfil de los influenciadores, de esa comunidad tan vacía, tan barata, que dice que lo hay que estar perfecta siempre, que hay que estar morena en enero y todo es maravilloso y la vida es las Bahamas los lunes a las 6 de la mañana... Es una crítica a una imagen pública desde un punto de vista cómico. Incluso hemos tenido respuesta de alguna de esas 'influencers' y nos han dicho que les ha encantado los vídeos que hemos hecho.

-Chema tampoco pasa desapercibido...

-N. P.: En su caso se trata de un personaje que busca siempre el sentimiento de pertenencia pero que nunca termina de encajar. Tiene un 'background' muy cuñado, muy rancio, muy de derecha o de supuesta derecha, pero la realidad es que es lo que le ha tocado. Si hubiera nacido en otro lugar y en otras condiciones habría sido exactamente la misma persona fracasada que tropieza todo el tiempo con la misma piedra.

-¿A qué creen que se debe el éxito de su propuesta?

-V. M.: Todo el mundo en verano se hace fotos de sus pies en la playa y las sube con el hashtag #Sunset o #Happyness. Son situaciones en las que todos nos podemos sentir identificados y yo creo que por eso funcionan.

-N. P.: Otra de las claves es que la gente siempre conoce a alguien que se comporta de forma parecida a la de Chica Fitness o de Chema. Ven un vídeo y se dicen: «Es que tengo un compañero de la universidad, uno de trabajo o un primo que es exactamente igual». Por otra parte, siempre hay una pequeña parte de los personajes que hacemos que todo el mundo tiene en algún momento.

-¿Cómo eligen los temas que desarrollan en sus vídeos?

-V. M.: Tratamos sobre todo temas de actualidad. Con Chema, por ejemplo, utilizamos mucho temas como el feminismo o cuestiones políticas que podemos tratar desde esa actualidad pero de una forma universal para que el contenido no muera con el paso del tiempo. También están las 'influencers': muchas veces ocurren cosas en las redes sociales de las que hay que hablar y hacemos un vídeo específicamente para eso. Hay veces que no sabes de qué hablar y sale Dulceida dándole unas gafas a un niño en África. Muchas veces son las propias 'influencers' las que nos dan el contenido, y es muy fácil reírse.

-N. P.: Además hemos evolucionado bastante en cuanto a la duración, el nivel de producción... Al principio teníamos una fórmula muy sencilla, con un personaje hablando a cámara todo el tiempo y sobre el que superponíamos imágenes sin sonido directo que rompían el discurso: una contradicción a lo que se estaba diciendo, un toque de comedia. Después hicimos una colaboración con 'Soy una pringada' y fue un punto de inflexión: fue un vídeo mucho más largo, con localizaciones exteriores... Funcionó muy bien y nos gustó mucho hacerlo, así que poco a poco hemos ido adaptando nuestro canal por ese camino.

-V. M.: Sí, es mucho más sacrificado hacer este tipo de contenido que los que hacíamos antes. Al final te vas poniendo tú ese compromiso de superación. Si fuera por nosotros haríamos siempre vídeos de cinco minutos, pero al final sólo somos dos y tenemos una capacidad de producción limitada. Somos dos pringados con una cámara por Madrid haciendo el ridículo. ¡Yo me he vestido de compresa en Madrid! Pero son contenidos fieles a nuestro concepto del humor y al final eso es lo realmente importante.

-Tienen ya miles de seguidores. ¿Cómo es su relación con ellos?

-N.P.: Es genial, porque tenemos una comunidad que en gran parte nos ha ido viendo crecer. Hay mucha gente que sigue nuestros vídeos y nuestros contenidos y que lo lleva haciendo desde que teníamos 200, 600 o 1000 seguidores. Siempre hemos intentado leer y responder todos los comentarios. Al principio podíamos, pero ahora el tiempo no da. Por lo menos intentamos cuidar esa relación con la persona que ve los vídeos, porque al final gran parte de la realidad de esos vídeos es porque existen ellos. Y, además, también nos han surgido relaciones de amistad y un montón de cosas muy interesantes.

-Internet ha abierto la puerta a muchos creadores de todo tipo de disciplinas. ¿Cómo valoran ese cambio?

-N.P.: El cambio que se está produciendo es una auténtica maravilla, y nos está dando la oportunidad de crecer tanto a nosotros como a otras muchas personas que no hubieran tenido cabida ni visibilidad en el mercado.

-V.M.: Estas ventanas te permiten producir tus contenidos y autogestionarlos. Ha cambiado todo. El sistema laboral ha cambiado absolutamente, y sobre todo en nuestro ámbito. En el campo de la comunicación o tienes un portfolio, o te has atrevido y te has lanzado por tu cuenta, o ahora mismo no existes. Uno de los motivos por los que abrimos el canal era un poco para probar y darnos a conocer: éste es nuestro trabajo y esto es lo que sabemos hacer. Y a raíz de ahí salen otras cosas. Hoy en día es fundamental tener esa actitud, esa iniciativa.

-¿Y de cara al futuro?

-N.P.: Con el canal la idea es seguir al mismo ritmo en la medida de nuestras posibilidades. Pero nuestro proyecto grande, lo que realmente queremos hacer, es presentar una serie y producirla nosotros mismos, con un formato inicial de seis capítulos de 20 minutos.

 

Fotos

Vídeos