Bastón de mando para Blanca Rosa Gómez Morante con los votos del PRC

Los concejales del Partido Popular votaron en blanco y la única representante de ACPT se votó a sí misma, en una sesión llena de palabras de buena voluntad

G. LAHIDAGA N. BOLADO
Los 25 concejales que forman la nueva Corporación municipal de Torrelavega. / LUIS PALOMEQUE/
Los 25 concejales que forman la nueva Corporación municipal de Torrelavega. / LUIS PALOMEQUE

Con los votos a favor del PSOE y del PRC y en blanco del PP, Blanca Rosa Gómez Morante recibió ayer el bastón de mando, atributo como alcaldesa de Torrelavega hasta 2011. Conforme a lo previsto, reunió 17 votos (diez socialistas y siete regionalistas), votaron en blanco los siete ediles del PP y la única concejal de la Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACPT) se votó a sí misma. Pendientes de cerrar el acuerdo para la reedición del pacto de gobierno con el PRC, para lo que siguen abiertas negociaciones, los socialistas gobiernan inicialmente en minoría. Gómez Morante inició su tercer mandato como alcaldesa con un pleno de investidura en el que la anécdota la puso el cabeza de lista del PP, Ildefonso Calderón, que entregó una rosa blanca a la regidora «como símbolo del espíritu de diálogo y cooperación con el que afrontaremos estos cuatro años desde el PP», explicó.

Como es habitual en estos actos, además de la trascendencia política, se mezcló la emoción propia de cada nueva legislatura. Tras formarse la mesa de edad, con Carmen Hernández y Lorena Quevedo, se dio lectura al acta, los concejales juraron o prometieron lealtad a sus cargos, y se emitieron los votos. El salón de plenos se llenó al máximo de su capacidad, limitada, por razones de seguridad, a cien personas, y similar número de asistentes pudieron seguir el desarrollo de la sesión desde unas pantallas de televisión que se instalaron en el vestíbulo municipal.

Gómez Morante fue proclamada alcaldesa entre aplausos y felicitada por los portavoces de todos los grupos, y tras recoger el bastón de manos de la concejal de mayor edad, Carmen Hernández, expresó su confianza en que la Corporación no defraude, comprometiéndose a trabajar por los intereses del municipio.

Ildefonso Calderón (PP), abogó por una nueva etapa «más dinámica, y que se puedan afrontar los grandes retos de la ciudad», asegurando que el PP «garantiza la estabilidad del Ayuntamiento y tendrá una conducta positiva, dialogante y de consenso en los grandes temas para demostrar que somos un partido capaz de gobernar que mira por el bien común».

Pedro García fijó el objetivo del PRC en «que Torrelavega esté en el lugar que le corresponde dinamizando su espíritu emprendedor», y afirmó que los regionalistas llegan «con el aire nuevo que necesita la ciudad», a cuya disposición se ponen. La edil de ACPT, Esther García, deseó «la mejor de las gestiones» y dijo que tiene cuatro años para decir lo que piensa y quiere.

Al acto asistieron también familiares de los corporativos, ediles salientes, y Javier López Marcano, que ha renunciado al acta de concejal para desarrollar tareas en el Gobierno regional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos