Víctor Cabedo, ganador de la Vuelta Internacional al Besaya

Afianzó su dominio en la contrarreloj y cedió la victoria a su compañero de equipo Eric Pedrosa en el tramo en línea

REDACCIÓNSANTANDER

El aplastante poderío de Víctor Cabedo (Mircomar), no dio lugar a sorpresas en la última jornada de la Vuelta Internacional al Besaya. El doble sector, con una crono matutina y un tramo en línea por la tarde, en lugar de originar dudas, sólo sirvieron para afianzar el dominio del corredor.

Por la mañana, el ciclista acabó con las pocas esperanzas que les quedaban a sus rivales con una nueva demostración de superioridad en la prueba contrarreloj disputada entre Santiago de Cartes y Mercadal, poco más de 5 kilómetros en los que Cabedo logró arrancar una diferencia de 11 segundos al siguiente clasificado, Miguel Ángel Lucena, del Almacenes Lavín.

Por la tarde, Cabedo insistió en la carrera en línea, entre San Felices y Los Corrales, con 89,2 kilómetros de recorrido, que estuvo marcada por el cansancio acumulado en las piernas de los participantes y por el miedo a los posibles sobresaltos en la clasificación, que se reflejó en la forma de rodar.

Prueba de ello fue que prácticamente se superaron todos los altos de la jornada, Ubiarco, La Montaña e Hijas, en pelotón, con unas ventajas mínimas de quienes quisieron distanciarse de los demás.

Al llegar a la falda del Collado de Cieza, los equipos belga y holandés lanzaron un ataque que no cogió desprevenido al líder, que evitó que se escapasen y se sumó a ellos.

Eberle, del Voselaar, volvió a intentarlo, pero de nuevo Cabedo fue capaz de responder y acabar con las ilusiones del rival del equipo holandés, que se vio forzado a desistir.

Al final, en la meta de Los Corrales, Cabedo cedió el triunfo de etapa a su compañero de equipo Eric Pedrosa.

Una de 'vampiros'

Una de las anécdotas de la jornada fue la visita sorpresa que los 'vampiros' efectuaron a algunos equipos sobre las cinco de la madrugada, una circunstancia que hizo que varios participantes en la carrera del Besaya se quedasen prácticamente sin pegar ojo durante toda la noche, justo antes de disputarse la etapa más exigente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos