La mitología echa raíces en Anievas

La mitología echa raíces en Anievas
Juanjo Santamaría

El municipio celebró una nueva edición de su evento estrella, Un pueblo de leyendas

E. S.

La lluvia, que se convirtió ayer en protagonista de la jornada festiva en Anievas, no logró deslucir los actos centrales de la cuarta edición de Un pueblo de leyendas, la Fiesta de Interés Turístico Regional que un año más convirtió a Barriopalacio en el epicentro de la mitología cántabra.

El programa, que se desarrolló desde el viernes, tuvo en la jornada de ayer, domingo, el momento álgido de una celebración que 'viste' la localidad con trasgos, cuélebres, musgosos y ojáncanos, además de invitar a sus vecinos y a los visitantes que acuden a la cita con la mitología a ataviarse como brujas, duendes y anjanas.

Referente de los eventos fue la Mitocasuca, el centro de interpretación de la mitología cántabra, que se pudo visitar durante todo el fin de semana en el mejor de los marcos posibles.

La jornada incluyó música, mercado y certamen de teatro de calle para los más pequeños. Para comer se sirvió arroz con gallo de corral y café gratis para todos los asistentes, los mismos que por la tarde disfrutaron con el concierto didáctico, el pasacalles musical, la actuación del mago Xuxo y las visitas guiada y teatralizadas que recorrieron los distintos escenarios de los personajes mitológicos representados en la localidad. La jornada festiva finalizó con una chocolatada y con música en directo a cargo

Temas

Anievas