Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Viola y mata a su vecina en Hinojedo

Se cumplen 25 años del asesinato de Pilar Pechero a manos de un joven del pueblo

El camino a la casa de la víctima fue bautizado con su nombre. La placa de la calle Pilar Pechero está clavada en un lateral de la que era la casa del asesino./Luis Palomeque
El camino a la casa de la víctima fue bautizado con su nombre. La placa de la calle Pilar Pechero está clavada en un lateral de la que era la casa del asesino. / Luis Palomeque
Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSuances

Domingo, once de la noche. El último bus que va de Torrelavega a Suances deja en la esquina del bar La Caraba a dos mujeres y a un joven de Hinojedo. Una llega a su casa y se despide de su amiga, que sigue a pie el camino hacia su vivienda junto al otro muchacho. A la casa de él se llega antes. Pero no para. Sigue andando tras ella. Le pone la mano en la cintura. Huye despavorida por los prados. Él la coge. Ella chilla. Escapa. La alcanza. Se desencadena un trágico forcejeo que deriva en el peor de los finales: una sádica violación y la muerte por asfixia de la chica. Han pasado 25 años de este crimen que sumió en la tristeza y el miedo a la gente de Hinojedo, que después hizo frente común para evitar que el condenado por aquellos hechos regresara a la localidad una vez libre. Nadie olvidará jamás a la víctima. El camino hacia el barrio La Cosaatada, donde ella vivía con su familia, ahora lleva su nombre: calle Pilar Pechero. La placa está clavada en la que era la casa de su asesino.