Laredo reclama un Plan Director para la iglesia de Santa María

El párroco de Laredo, Juan Luis Cerro, muestra desde el campanario la zona del tejado que se encuentra en peor estado. /Abel Verano
El párroco de Laredo, Juan Luis Cerro, muestra desde el campanario la zona del tejado que se encuentra en peor estado. / Abel Verano

La parroquia pejina pone a la venta tejas a cuatro euros para destinar los fondos que recaude a la reparación del tejado

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

«Nuestra iglesia de la Asunción. Emblema de nuestro pueblo. Un orgullo formar parte de ella». «Pasarán los años y seguiré siendo parte de esta iglesia». Estos mensajes de la familia Gutiérrez Hontalvilla y de Diego, respectivamente, se pueden leer en dos tejas que hay colocadas junto al Retablo de Belén de la iglesia de Santa María de la Asunción de Laredo. No son los únicos. Hay unas cuantas más. Y todas ellas pertenecen a los niños y niñas que hicieron la Primera Comunión el pasado mes de mayo. «Ahora que ya habéis comulgado por primera vez y que entráis a formar parte, más plenamente, de la vida de esta parroquia, quiero regalaros una teja. Sé que no es algo muy valioso o importante... o quizá sí. Esta teja que os doy, después de que la personalicéis con vuestra firma o algún dibujo, ya no será 'una teja más', será 'tu teja'. Y cuando arreglemos el tejado de la iglesia, formará parte de él», les dijo entonces el párroco de Laredo, Juan Luis Cerro. «Espero que algún día, si os casáis y tenéis hijos, cuando vengáis para que ellos hagan también la primera comunión, les podáis contar esta historia: ¡Que sois parte de esta iglesia», añadió el sacerdote.

Esta iniciativa del párroco no quedó ahí y ha dado un paso más de la mano del guía turístico de la iglesia y autor de varios libros, Fernando Baylet. Bajo el lema 'Yo soy parte de esta iglesia', la parroquia busca recaudar fondos con la venta de tejas al precio de cuatro euros (tres para costear la teja y uno para ayuda humanitaria) con el objeto de reparar del tejado del templo, que está muy deteriorado porque presenta numerosas goteras repartidas por diferentes puntos: debajo del campanario y la sacristía, en el lucernario, junto al Retablo de Belén, en la capilla de Escalante, en la nave de la Epístola... Y así hasta más de una veintena de puntos de agua. Según señala el párroco pejino, lo ideal sería llevar a cabo esta obra dentro de un Plan Director, que es una hoja de ruta que contempla una serie de actuaciones a acometer, en este caso, en el templo durante un determinado plazo de tiempo. La reivindicación no es nueva. De hecho, en los últimos años han sido varios los partidos políticos y párrocos que han reclamado esta actuación. Pero, por una cosa u otra, no se ha terminado de aprobar. Y en Laredo no quieren quedarse con los brazos cruzados viendo como una de sus principales joyas arquirtectónicas -declarada Bien de Interés Cultural y Monumento histórico-artístico- se deteriora poco a poco.

Cultura destinará 37.000 euros a rehabilitar el pórtico

La Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria es consciente de la necesidad de un Plan Director para la iglesia de Santa María de la Asunción de Laredo. Y más teniendo en cuenta que otros municipios de la región como Castro Urdiales, Santoña, Santander, Santillana del Mar o San Vicente de la Barquera ya cuentan con ello. En el caso del templo pejino, el Ejecutivo regional aseguró el pasado viernes a este periódico que está en conversaciones con el Ministerio de Cultura para poder aprobarlo. A la espera de que llegue ese momento, que se está alargando en el tiempo, el Gobierno de Cantabria tiene previsto invertir una partida de 37.000 euros para rehabilitar el pórtico de la iglesia laredana, que presenta un deterioro avanzado. La obra está a falta de adjudicarse. Por su parte, el delegado de Patrimonio de la Diócesis de Santander, José Manuel Ortiz, reconoce que es necesario actuar, en primer lugar, sobre el tejado del templo laredano, pero asegura que el Gobierno regional concede anualmente al Obispado «120.000 euros para todos los templos de la región». «Por nuestra parte no hay problema en dedicar una parte de esa escasa cantidad para reparar dicho tejado, pero habrá que hacer la obra completa en partes».

Por eso, creen que no se puede esperar para intervenir en la zona más afectada, y han puesto en marcha esta iniciativa. En total se necesitan 60.000 tejas para reparar la cubierta de la iglesia, ya que el coste aproximado de la obra se calcula que ascienda a los 150.000 euros, «aunque puede ser más, dependiendo de lo que se encuentre la empresa que se encargue de la obra cuando empiece a levantar tejas», apunta Cerro.

LAS FRASES«Santa María es la única iglesia costera de Cantabria que no tiene un plan director» Juan Luis Cerro, Párroco de Laredo

Por el momento, han vendido una veintena de tejas, ya que ha sido esta misma semana cuando los promotores de la iniciativa han empezado a darle difusión a través de las redes sociales. Y lo han hecho publicando un vídeo en el que aparece el Hijo Predilecto de Laredo, Antonio Arconada, 'Antuán', dejando su firma en una de las tejas que están a la venta, cantando y animando a vecinos y visitantes a que hagan también su aportación. Además de Antuán, otros vecinos ilustres de la villa también participarán en esta campaña por internet.

Abel Verano

Según cuenta Baylet, el encargado de atender cada día a aquellos que desean conocer el histórico templo laredano, la idea de vender las tejas surgió a raíz de la visita de un turista inglés que, con cinco euros en la mano, salió a la puerta de la iglesia diciendo: «I want one teja». «Como es normal se la di y la firmó. Allí está. Lo más curioso es que nadie le dijo nada, vio unas tejas firmadas en el Altar de Belén y preguntó». Días después fueron unos turistas de Sevilla los que siguieron los mismos pasos que el visitante inglés. «Hay vecinos que también han hecho aportaciones en un sobre. Y desde que publiqué el vídeo de Antuán, hay gente que me está 'bombardeando' a 'wasap' (mensajes) pidiéndome que les guarde tejas», señala Baylet, al tiempo que le recuerda al párroco que es necesario tener un palé de tejas la semana que viene. «La gente se está moviendo». Aquellos que quieran participar en la iniciativa tan solo tienen que acercase a la iglesia, firmar, escribir una oración, un deseo o un dibujo en una de las tejas que encontrará en el pórtico de la iglesia y cuando la devuelva en el despacho parroquial o la iglesia puede entregar el donativo.

«La idea de vender la tejas surgió a raíz de que un turista inglés ofreció cinco euros por una de ellas» Fernando Baylet, Guía de la iglesia de Santa María

Humedades

La rehabilitación del tejado, que es la prioridad ahora mismo, no es la única actuación que necesita Santa María, también es necesario atajar el problema de humedades que tiene el templo. «Habría que hacer un estudio arqueológico en el perímetro de la iglesia para ver de dónde procede la humedad y buscar una solución. Además habría que ver por qué el templo tiene un desnivel en el suelo y si debajo hay una iglesia primitiva», señala el sacerdote pejino, al tiempo que lamenta que la de Laredo «es la única iglesia costera que no tiene plan director».

Temas

Laredo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos