La Policía inspecciona un piso «de relax» por primera vez en Cantabria

Imagen del registro efectuado el pasado miércoles. /Policía Nacional
Imagen del registro efectuado el pasado miércoles. / Policía Nacional

Localizaron a cuatro personas extranjeras, a las que se les abrió expediente sancionador porque carecían de autorización administrativa para realizar actividad laboral

DM .
DM .Santander

La Policía Nacional, en coordinación con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Cantabria, ha realizado una inspección en un piso «de relax» del centro de Santander que se anunciaba como un centro de masajes en medios de comunicación, redes sociales y en el portal del edificio. Los agentes localizaron a cuatro personas extranjeras que realizaban actividades laborales no declaradas, como servicios sexuales con clientes con los que contactaban previamente por teléfono.

A todas ellas se les abrió expediente sancionador. Aunque se encontraban de forma regular en España, carecían de autorización administrativa para realizar actividad laboral, incumpliendo, entre otras, la normativa de prevención de riesgos laborales.

Según ha informado este lunes la Policía Nacional, se trata de la primera vez que se lleva a cabo en Cantabria una acción conjunta de estas características en un domicilio particular. La actuación se encuadra en los programas contra la trata de seres humanos, la explotación laboral y la economía irregular. La intervención, que contó con la preceptiva autorización judicial, se desarrolló el pasado miércoles.

La Policía ha señalado que la prestación de servicios sexuales está sufriendo «un flujo» hacia pisos no autorizados, buscando así eludir la acción legal. Con intervenciones como ésta, explica la Policía, «se consigue avanzar en la lucha contra este tipo de actividades ilícitas» tras las que, en ocasiones, se esconden organizaciones dedicadas a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Para facilitar la colaboración ciudadana contra este tipo de delitos, la Policía Nacional dispone de una línea telefónica (900 10 50 90) y un correo (trata@policia.es) donde se puede denunciar de forma anónima y confidencial.

Otros sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos