Alerta amarilla por nevadas

Tres Mares, en Alto Campoo, ya blanquea / Webcam Alto Campoo

La AEMET espera nieve en el centro de Cantabria, el Valle de Villaverde y Liébana

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

La alerta amarilla ya se ha activado. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) previene del riesgo de nevadas en el centro de Cantabria, el Valle de Villaverde y Liébana. En torno a 4 o 5 centímetros podrían caer desde la medianoche del miércoles hasta la misma hora del jueves. Alerta por aquello de prevenir y no lamentar, más que por la excepcionalidad de que nieve en diciembre, que es lo normal.

Hoy, martes, a las 6.00 horas la temperatura ha bajado hasta los 5,7 grados bajo cero en Reinosa -la más baja de toda la región-, seguida de los -5,6 de Cubillo de Ebro (Valderredible).

Previsión

A las 9.00 horas, Reinosa tenía un grado más, es decir, -5,6 grados, mientras que en Cubillo de Ebro había -4 grados, y -3,6 en Polientes.

Las temperaturas máximas se han registrado esta mañana (9.00 horas) en Castro Urdiales, con 9,9 grados, seguido de Santander, con 9 grados, mientras que en Torrelavega ha habido 4,6 grados.

La precipitaciones en forma de nieve están previstas desde la noche del jueves, con especial incidencia para el viernes y sábado, cuando una masa de aire frío se extenderá por la cornisa cantábrica y llegará hasta el centro de la península.

En Alto Campoo ya es posible ver algunas zonas blancas. Tres Mares, a 2.115 metros de altura, empieza a acumular nieve, que, si las bajas temperaturas respetan (este martes está a -1,2 grados), podría ir cuajando de cara a la apertura de la estación.

Será un invierno lluvioso

Desde otro portal meteorológico, www.eltiempo.es, se augura un invierno más lluvioso de lo normal en la mitad norte peninsular. Así, el portal espera que las bajas presiones puedan entrar en España a través de un pasillo entre los dos anticiclones que están estancados, uno en las Azores y otro en Escandinavia.

La predicción de eltiempo.es sobre este patrón de presión está apoyado por una tendencia en el índice de la NAO que es negativa. La NAO es la Oscilación del Atlántico Norte, que es un cambio de presión entre la baja de Islandia y el anticiclón de las Azores.

Cuando este índice es positivo, tanto la baja de Islandia como el anticiclón se refuerzan y entonces la diferencia de presión produce un potente anticiclón que para España es un bloqueo, que desvía las borrascas hacia el norte, por lo que los inviernos son más lluviosos en el norte de Europa y secos en el sur.

Pero ahora, el patrón de la NAO es negativo, lo que implica un debilitamiento de ambos centros de presión. Esta diferencia de presión es mínima y las perturbaciones viajan mas al sur de lo normal dando inviernos mas húmedos pero suaves al sur del Mediterráneo.

Sin embargo, en cuanto a las temperaturas, la predicción estacional mantiene la tendencia a valores más altos de lo normal ya que la mayoría de los modelos muestran un invierno más cálido en prácticamente toda Europa.

Este invierno llegará tras un otoño especialmente cálido y seco, con un septiembre muy seco, con solo 15 litros por metro cuadrado cuando lo normal son 45 litros por metro cuadrado, que lo han convertido en el septiembre más seco del siglo XXI.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos