El viento sur espanta el invierno

El aire caliente dejará hoy máximas primaverales, como los 20 grados que se prevén en Torrelavega

El viento sur espanta el invierno
SANE
José Ahumada
JOSÉ AHUMADASantander

Después de unos días en que el invierno se ha presentado con toda su crudeza, la irrupción de los vientos de componente sur forzarán una tregua. Será breve, pero se dejará sentir en toda la región con un ascenso generalizado de las temperaturas mínimas y también de las máximas: según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los termómetros de Torrelavega podría alcanzar hoy los 20 grados.

Los rigores del duro tramo de invierno que ha atravesado Cantabria en las últimas semanas hacen más llamativo este paréntesis tan radical: tras el paso de un frente ártico, gélido y nevoso, que ha activado las alertas, ha llegado a paralizar la autovía a la Meseta y ha obligado a usar abrigo y bufanda, el aire cálido dejará hoy en la región valores propios de la primavera.

Las predicciones de Aemet para hoy anuncian cielos con pocas nubes, que se irán cubriendo progresivamente a lo largo del día, sin descartar lluvias débiles al final. El viento, de sur y suroeste, aunque flojo en general, provocará un aumento de la temperatura con máximas que llaman la atención: aunque no se llegue a esos 20 grados de la capital del Besaya, Santander y Castro Urdiales sí alcanzarán los 19; en el interior, Cabezón de la Sal disfrutará de 17 grados, e incluso en Reinosa, donde se han estado congelando toda la semana, tendrán 10 grados, mucho más llevaderos.

Ver más

«Es un efecto del viento sur: en este caso, la Cordillera es la que manda –explica José Luis Arteche, delegado de Aemet en Cantabria–: el aire debe remontarla y luego desciende caliente. Como las temperaturas de este mes de febrero han sido muy frías, se va a notar el contraste».

En todo caso, advierte, aún no es tiempo de guardar la ropa de abrigo. «Ha cambiado el aire, que ahora viene del eje sur-suroeste y provoca una subida de las temperaturas, pero el viernes, el sábado y el domingo volverán a descender los valores porque llega aire de Centroeuropa».

Continúa la buena temporada de esquí en Brañavieja

La abundancia de precipitaciones, unidas a las bajas temperaturas que se han venido registrando en las últimas fechas, han contribuido a que los espesores de nieve hayan aumentado de forma considerable en la estación de esquí de Alto Campoo, que continúa desarrollando una buena temporada: así, en la cota más baja se registran 95 centímetros de nieve de calidad húmeda, que alcanza los 1,90 en las pistas más altas.

El centro invernal prevé tener hoy operativas casi todas sus pistas (20 de 22) y remontes (10 de 12), con casi 23 kilómetros esquiables. Durante esta jornada abrirá también su circuito de esquí de fondo, mientras todavía permanece cerrado el snowpark.

Tiempo estable y menos frío

De todos modos, el fin de la tregua no supondrá volver a unas mínimas tan bajas. «Durante la semana que viene habrá bastante estabilidad y no hará tanto frío».

La acumulación de nieve por las precipitaciones que se han registrado a lo largo del mes y el aumento generalizado de las temperaturas provocará un previsible incremento del cauce de los ríos, que a pesar de esta circunstancia seguirán manteniendo unos niveles normales.

En el mapa de la Cuenca Hidrográfica del Cantábrico, todos los puntos de medición se mantienen en color verde y con previsiones de estabilidad. Cuando el nivel de los ríos crece y alcanza determinada altura, son objeto de especial vigilancia y, conforme siguen creciendo, se dice que están en situación de seguimiento, prealerta o alerta. En la cuenca del Saja, el río, a su paso por Torrelavega, alcanzaba ayer los 1,54 metros (el nivel de ‘seguimiento’ se activa a partir de los 3,50); cauce arriba, el Besaya marcaba 1,91 metros en Arenas de Iguña (en seguimiento a partir de 3,40).

Niveles normales en el Pas

En el Pas, la situación era igualmente tranquila, con 2,92 metros en Puente Viesgo (el nivel de seguimiento comienza con 5,50) y 1,18 en Carandía (seguimiento en 2,10).

El Miera alcanzaba ayer tarde 1,41 metros en La Cavada (2,50) y 1 en Puente Agüero (2,20). En la cuenca del Asón, con idéntica tendencia de estabilidad, el río llegaba a los 1,68 metros en Ramales de la Victoria, lejos de los 2,70 que marcan el seguimiento; más abajo, en Coterillo, eran 1,89, frente a 3,60.

En la Confederación Hidrográfica del Ebro también se espera un incremento generalizado de los caudales en los cursos de agua, pero siempre dentro de unos niveles normales. «Puede haber crecidas y aumento de caudal, pero no se prevé ninguna avenida extraordinaria».

Mientras, el embalse del Ebro sigue recogiendo agua aprovechando las condiciones favorables: ayer alcanzaba ya el 46,8% de su capacidad, lo que supone que ha crecido dos puntos y medio en sólo una semana, y caso ocho en un mes. El pantano embalsa actualmente 252 hectómetros cúbicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos