S.R.
S.R.

"Es más saludable cuando proviene de animales criados en libertad"

  • Philip Lymbery, Director ejecutivo de la Organización Internacional para el Bienestar Animal Compassión in World Farming (CIWF)

En el mundo se crían unos 70.000 millones de animales de granja cada año, dos tercios en granjas industrializadas, y pese a que la legislación europea es muy exigente con respecto al bienestar animal, no siempre se vela por él, tal y como denuncia Philip Lymbery, director ejecutivo de la organización internacional para el bienestar animal Compassion in World Farming, en 'La carne que comemos', de Alianza Editorial. Un problema que no solo afecta a los animales, también repercute en nuestra salud, y es que un animal mal tratado producirá una carne de peor calidad y menos saludable.

¿En qué debemos fijarnos a la hora de comprar alimentos de origen animal?

Mi consejo es elegir productos identificados como 'criado al aire libre', 'orgánico' o 'alimentado con pastos'.

¿Cómo beneficia a nuestra salud que un animal esté bien tratado?

Cuando los animales de granja se mantienen en pastizales, en libertad o en sistemas orgánicos, son capaces de disfrutar de una dieta más natural. En el caso del ganado vacuno y ovino, pueden pastar en la hierba como pretende la naturaleza. Estas dietas más naturales y variadas ayudan a asegurar que la carne, los huevos y la leche sean de mejor calidad nutricional. Cuando los animales son criados industrialmente - confinados y alimentados con piensos - tienen una dieta menos natural, que puede conducir a la producción de alimentos más insalubres. Por ejemplo, en comparación con el pollo libre o la carne de vacuno alimentada con pastos, el equivalente en explotaciones industriales puede tener hasta el doble de grasa saturada y niveles más bajos de Omega-3 y otros nutrientes necesarios para la vida. Por lo tanto, el camino hacia un mejor alimento es realmente el del cuidado de los animales de manera compasiva, criándolos de formas más naturales, alimentados con pastos, al aire libre o de forma orgánica.

Ha hablado de la carne de pollo, que hoy por hoy es una de las más saludables.

Sí, es generalmente más saludable cuando proviene de animales criados en libertad o de forma orgánica. Existe la asunción generalizada de que el pollo es una elección de alto contenido proteínico y bajo en grasa, pero la ganadería industrial ha cambiado drásticamente la calidad nutricional del pollo: ya no es tan saludable como debería ser.

¿A qué se refiere?

El pollo de ganadería intensiva contiene alrededor del 40% más de grasa que de proteína. Un estudio científico en el Reino Unido en 2005 llevado a cabo por el Institute of Brain Chemistry and Human Nutrition at London Metropolitan University reveló que un pollo de supermercado típico hoy en día contiene casi tres veces más proporción de grasa que un pollo típico en 1970, y un tercio menos de proteínas. Todo esto significa que una porción de pollo contiene hoy un 50% más de calorías de las que tenía en 1970. El estudio también encontró que los pollos de carne 'modernos' contienen como mucho un quinto del DHA (otro de los ácidos grasos Omega-3) que se encuentra en los pollos en libertad. Es probable que estos cambios hayan ocurrido debido a la ganadería industrial. Los pollos criados tradicionalmente solían ser activos y comían vegetación y semillas, mientras que las aves modernas criadas intensivamente se alimentan con alimentos de alto valor energético y apenas pueden moverse. Estos pollos ya no son un alimento rico en proteínas, sino una comida rica en grasa.

¿Cree que la ganadería industrial ha fomentando un mayor consumo de carne en la dieta?

Sí, la ganadería industrial es el motor para un mayor consumo de carne, y este a su vez impulsa más la ganadería intensiva, formándose un círculo vicioso. La respuesta es fomentar el consumo de menos y mejor carne, de origen orgánico, de animales alimentados con pastos y al aire libre, consiguiendo así que el círculo vicioso gire en sentido inverso hacia un sistema alimentario más humano y sostenible.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate