Un incendio en la antigua Royal Palace causa alarma en Cuatro Caminos

Bomberos y policías locales custodian la entrada a la antigua discoteca Royal Palace.
Bomberos y policías locales custodian la entrada a la antigua discoteca Royal Palace. / Luis Palomeque
  • El fuego, cuya causa investigan los bomberos, se originó de madrugada en una entreplanta de la vieja discoteca provocando enormes columnas de humo

torrelavega. Un incendio originado la madrugada del miércoles al jueves en la antigua discoteca Royal Palace provocó la alarma de los vecinos que viven en la zona y que afecta a las cuatro calles que rodean el patio interior en el que se encuentra el inmueble siniestro. Estas son José Posada Herrera, Lasaga Larreta, Hermilio Alcalde del Río y José María Pereda, cuyos vecinos fueron alertados la noche del pasado miércoles por la presencia de una gran humareda, sobre todo aquellos cuyas viviendas colindan con la vieja discoteca, que una vez más, ahora por la presencia de fuego sufrieron un nuevo susto.

El fuego, cuyas causas investigan los bomberos, se produjo alrededor de las una y media de la madrugada, desplazándose hasta el lugar cuatro dotaciones del Parque de Bomberos, además de la Policía Local. Aunque la antigua discoteca está cerrada desde hace años, según las primeras pesquisas una persona forzó la puerta de entrada, originándose el fuego en una de las entreplantas del inmueble.

La intensa humareda, además de provocar la alarma entre los vecinos que salieron de sus casas para ver lo ocurrido, provocó que los bomberos tuvieran que trabajar por turnos, ya que cada cierto tiempo debían de salir para tomar oxígeno de las bombonas auxiliares. Las intensas columnas de humo complicaron las labores de extinción del incendio, que una vez localizado el origen del fuego, fueron más diligentes y más cómodas para los bomberos. Una vez sofocado el fuego, dos unidades del Parque de Bomberos hicieron guardia en el lugar para comprobar que el incendio estaba controlado y que no había nuevos focos de calor en el interior de la antigua discoteca.

Una noche movida para los cerca de 600 vecinos que viven en los números de las calles José Posada Herrera, Lasaga Larreta, Hermilio Alcalde del Río y José María Pereda y que más que por el fuego se vieron sorprendidos por las intensas columnas de humo. La vieja sala de fiestas tiene la entrada desde la calle Posada Herrera y una vez que se accede la discoteca ubicada en los bajos del edificio da a un patio interior, cuyas casas fueron las más afectadas por el incendio. El suceso es un nuevo episodio en la vida de un local marcado por la polémica. De 1.630 metros cuadrados de superficie y cerrado desde 2004, fue alquilado a un empresario en 2011 para abrir en él un almacén de venta, tipo bazar. El inquilino exigía al dueño de la antigua discoteca la impermeabilización de todo el techado, para lo cual hizo entrega al propietario de 40.000 euros en metálico; además, pagó 5.742 en concepto de una renta mensual por adelantado y otros 11.600 euros de fianza por dos meses. Transcurridos cinco años desde que se firmó el contrato, el negocio no pudo abrirse, por lo que el representante legal del empresario llevó el caso a los tribunales, que han fallado a su favor, imponiendo las costas al arrendador.

La discoteca fue inaugurada en el año 1986 y quedó clausurada tras 18 años de actividad, al ejecutarse una providencia judicial que disponía el desahucio del arrendatario de la sala, la sociedad Calapea, S. L., y la recuperación del local por su propietario. Con el cierre de la Royal Palace, se cumplió una antigua aspiración de todos los vecinos del entorno de Cuatro Caminos, que soportaron durante años frecuentes incidentes y ruidos en el entorno de la sala, derivados de 'la movida' juvenil.

La discoteca fue, en los primeros años, un referente en la 'movida' de ocio en Cantabria. Sin embargo su actividad fue degenerando y se sucedieron los incidentes.