Alberto Fernández da el salto a profesionales de la mano del Karpin

El ciclista cántabro, cuarto fichaje del conjunto gallego para 2008, ha destacado este año por su regularidad y la victoria en la Vuelta a Vizcaya

S. E.
Alberto Fernández ganó la Bira 2007. / DM/
Alberto Fernández ganó la Bira 2007. / DM

El ciclista cántabro Alberto Fernández Sainz será profesional la próxima temporada y lo será de la mano del equipo Karpin Galicia, que ayer anunció su fichaje para la campaña de 2008. la de Alberto será la cuarta incorporación para el próximo año de la escuadra que dirige Álvaro Pino y cuyo patrón es el ex futbolista ruso Valery Karpin.

Alberto Fernández, que cumplirá 26 años el próximo 15 de noviembre, reside en Los Corrales de Buelna y en este año 2007 ha militado en el equipo gallego Supermercados Froiz. En el campo amateur ha venido destacando por su regularidad y por unas excelentes prestaciones en la montaña, que le llevaron este año a la victoria absoluta en la Bira 2007 (Vuelta a Vizcaya), una de las pruebas por etapas de más prestigio del calendario español.

En el palmarés del nuevo refuerzo del Karpin Galicia figura también un segundo puesto en la Vuelta a Galicia del 2005, cuando formaba parte del equipo Camargo-Roper; y su fichaje se suma a los de los gallegos Alejandro Paleo, Delio Fernández y Jesús Cobelo, tendentes a cubrir las cinco bajas producidas en la plantilla que completó la temporada 2007, primera del equipo gallego en el pelotón profesional.

Este nuevo fichaje incide en la línea de una apuesta de renovación, con ciclistas sin experiencia en el campo profesional pero al mismo tiempo con una trayectoria deportiva lo suficientemente amplia como para que no necesitasen un largo período de adaptación a la nueva categoría; ciclistas que, al mismo tiempo, venían solicitando con insistencia una oportunidad.

Fernández Sainz es hijo del mítico Alberto Fernández, líder del equipo Zor (en él que coincidió precisamente con el que el próximo año será el director de su hijo, Álvaro Pino y con Faustino Rupérez, entre otros ciclistas de la época), fallecido en un accidente de carretera junto a su esposa, Macu, en diciembre de 1984, cuando regresaba de recoger uno de los muchos premios que le habían concedido aquel año, en el que había terminado la Vuelta a España en segunda posición, a seis segundos del francés Eric Caritoux.