Las antiguas escuelas del pueblo de Cires se convertirán en un centro etnográfico sobre la vaca Tudanca

Vaca tudanca masoniega, de Cires. Foto: Vicente Cortabitarte./
Vaca tudanca masoniega, de Cires. Foto: Vicente Cortabitarte.

La Asociación Saja-Nansa financiará el proyecto que contará también con el apoyo de la Universidad de Cantabria

VICENTE CORTABITARTELamasón

Las antiguas escuelas del pueblo de Cires (Lamasón) se reconvertirán en un centro etnográfico del valle, en el que se recogerá la vida cotidiana de Lamasón a través del tiempo, utilizando para ello como hilo argumental la vaca Tudanca. Este es posiblemente el proyecto mas importante aprobado por la junta y asamblea de la Asociación de Desarrollo Rural Saja-Nansa celebrada esta semana, en la que se aprobaron un total de 17 proyecto por un importe de 313.345 euros que supondrá una inversión global de 525.631 euros.

El proyecto de adecuación de las antiguas escuelas de Cires ha sido promovido por el Ayuntamiento de Lamasón que preside Luis Ángel Agüeros (PP). Este pequeño pueblo es uno de los ocho núcleos urbanos con que cuenta el municipio de Lamasón, cuya actividad económica fundamental ha sido, y sigue siendo la ganadería de montaña, con un fuerte arraigo de la vaca Tudanza, raza autóctona que ha convivido con los habitantes del municipio, por lo que se ha convertido en un icono de las ganaderías del valle. Actualmente el censo de vacas Tudancas en Lamasón se sitúa en torno a las 2.800 cabezas, lo que da idea de su importancia en este municipio de apenas 370 habitantes. Por ello no resulta extraño que el Ayuntamiento pretenda crear un centro en el que se recoja la vida de sus habitantes en su relación con la vaca Tudanca.

Pero además este centro albergará, de manera complementaria, un centro vecinal en el que los vecinos podrán reunirse para tratar las cuestiones y asuntos que afecten a la convivencia vecinal y para mejorar el funcionamiento del pueblo, convirtiéndose en el principal espacio de socialización del pueblo, a donde se podrá asistir para participar en una conferencia, ver una película o charlar entre sus vecinos.

En el desarrollo de esta iniciativa, además de la subvención de la Asociación de Desarrollo Rural Saja Nansa que se eleva a unos 140.000 euros, el Ayuntamiento suscribirá un convenio con la Universidad de Cantabria para contar con un investigador en prácticas que se encargará del estudio del contenido del centro que, entre otras funciones se dedicará a la recopilación de la información, documentación, y selección fotográfica, entre otros temas.

El resto de proyectos aprobados por la Asamblea del Saja-Nansa han sido para la ejecución de actuaciones encaminadas a la modernización de varias explotaciones agrarias que supondrá la mejora integral de las instalaciones o del manejo de los animales. Además también se subvencionará un proyecto para la puesta en marcha de un negocio de alquiler de bicicletas eléctricas en el valle de Polaciones y la adaptación de un camión para la venta ambulante en el municipio de Ruente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos