La Tuna de Santander, campeona de España

La Tuna Universitaria de Santander, el pasado día 16, en mitad de su concierto en Salamanca. /
La Tuna Universitaria de Santander, el pasado día 16, en mitad de su concierto en Salamanca.

La agrupación universitaria, compuesta por 50 miembros, alcanza en Salamanca el título nacional

JOSÉ CARLOS ROJOSantander

El destino pareció cuadrar todos los requisitos para fracasar en el certamen: «Apenas nos dio tiempo a afinar los instrumentos antes de salir al escenario, a un compañero se le cayeron las castañuelas en mitad de la actuación, a otro le sonó el móvil y una cuerda de una bandurria se rompió en mitad de un tema», recuerda Juan Rodríguez, alumno de Medicina y presidente de la Tuna Universitaria de Santander. Aún con todo ese desaguisado, ganaron. «Somos, se puede decir, campeones de España», celebra. Es el primer puesto en el Circuito Nacional de Tunas Universitarias y de Distrito, celebrado en Salamanca hace unos días.

«Íbamos pensando que la competición era en Salamanca, lugar con una gran tradición de tunas, donde iban a concurrir muchas de las más famosas de España. Quizá por eso fuimos a pasarlo bien, a disfrutar y eso es lo que notó el jurado. La tuna tiene que ser también eso, diversión». Los pequeños errores contaron como peaje admisible en un repertorio ostensiblemente más complejo que el elegido por la media para concurrir a concurso. «Vieron que nos desafiamos con canciones muy complicadas y creo que nos perdonaron los fallos», explica Rodríguez. Los gritos de júbilo al conocer el veredicto del jurado resonaron en toda la ciudad, justo en ese momento, y también durante toda la noche.

Canciones difíciles

Integran a día de hoy la tuna unos cincuenta miembros de los que unos 30 acudieron a la competición. Cantaron 'Calles sin rumbo', el chotis madrileño; 'El intermedio de las Bodas de Luis Alonso', una pieza totalmente instrumental; el bolero 'Las hoja muertas' y 'Pájaro Chogüi', un tema paraguayo. «Demostramos que la tuna debe seguir siendo eso, mantener la tradición, divertir los eventos, las bodas, rondar a las mujeres...». Así ha sido durante los 42 años de vida de la Tuna Universitaria Santander. «Un lugar al que perteneces de por vida desde el primer día en que entras a formar parte de él».

La receta para lograr el cóctel de calidad ha sido fortuito. «Se tiene que juntar un buen grupo donde se mezcle la madurez, las ganas de la gente joven y unos cuantos miembros con condiciones musicales buenas, algo fundamental si quieres hacer buena música», cuenta el presidente de la tuna. «Lo que tiene que haber es más ganas de participar en este tipo de vida extraacadémica. En Santander hay un problema que no sabemos localizar. Las instituciones hacen lo posible por animar la vida juvenil. El Ayuntamiento pone en marcha La Noche es Joven y eventos así, pero a los estudiantes les cuesta sumarse. Tiene que cambiar la actitud de los jóvenes», cuenta Rodríguez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos