¿Cómo alimentas a tu perro? Descubre la dieta BARF

¿Cómo alimentas a tu perro? Descubre la dieta BARF

Consiste en alimentar a los perros con productos naturales y crudos, los más adecuados biológicamente para su bienestar

Raquel Tenorio
RAQUEL TENORIO

Puede que no tengas claro cuáles son los alimentos más adecuados para tu mascota, por eso hoy descubrimos una dieta muy valorada: la BARF. Empecemos conociendo el significado de las siglas, en concreto, BARF significa Biologically Appropriate Raw Food. También se puede encontrar con las siglas en español: ACBA (Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados). La dieta BARF para perros consiste en alimentar a los perros con productos naturales y crudos, aptos para ellos.

Recordemos que el lobo es el ancestro de nuestros perros. Se trata de un mamífero carnívoro, cuya alimentación se basa en la carne de los animales que caza e indirectamente consume también los vegetales y tubérculos que pudieran haber ingerido sus presas. Este dato es importante para entender la fisiología del perro y sus características.

Los perros carecen de la enzima denominada amilasa, producida por las glándulas salivales. Enzima que sí se es producida por los animales omnívoros y los hervívoros. La amilasa provoca una predigestión de los almidones en la boca antes de pasar al estómago. Por ello, alimentos como los cereales, el arroz, el trigo o el maíz no son digeridos completamente por el perro. Cada vez con más frecuencia, nuestras mascotas presentan numerosas alergias relacionadas con el consumo de cereales: problemas de piel, alopecia y otras alergias alimenticias relacionadas con los cereales que incluyen los piensos.

Problemas y soluciones

Toda esta problemática ha dado un toque de atención a los expertos en alimentación canina. En el mercado ya podemos encontrar piensos con un bajo porcentaje de hidratos de carbono, sólo con hidratos provenientes del arroz, o incluso sin ellos. Por otro lado, hay otras recomendaciones que aconsejan desterrar la alimentación a base de piensos procesados y retomar dietas equilibradas y naturales para la alimentación de nuestras mascotas.

Los beneficios de este tipo de alimentación son muchos según sus seguidores. En primer lugar, el perro come con más apetito, ya que son alimentos más apetecibles y jugosos. La ingesta de líquido se minimiza, es decir, el perro bebe menos agua al no tratarse de un alimento seco como los piensos. El aliento y las heces tienen un olor menos fuerte. La piel mejora notablemente y los picores desaparecen en gran medida. Además, el pelo mejora su aspecto en suavidad y brillo.

La dieta BARF intenta seleccionar entre los alimentos naturales que tenemos a nuestro alcance, los mejores y más adecuados biológicamente para nuestros perros:

-Carne cruda o muy ligeramente cocinada de pollo, ternera, cordero, cerdo, etcétera.

-Huesos carnosos.

-Pescado crudo como salmón, anchoas, sardinas o caballa.

-Vísceras crudas, sobre todo, hígado de pollo o ternera, corazón o mollejas.

-Huevos crudos.

-Aceites y grasas animales y vegetales permitidos: como el aceite de pescado o el aceite de oliva.

-Legumbres, verduras y frutas no prohibidas para ellos.

-Yogur y queso sin lactosa preferiblemente.

-Algunos hidratos de carbono como, por ejemplo, la avena integral o el arroz, ya que no todos valen.

Cantidades, frecuencia, porcentajes, etcétera… ¿Cómo se organizan las comidas? Hay dos factores a tener en cuenta para determinar la cantidad de comida diaria: la edad y la actividad física. Existen tablas con un porcentaje ya calculado, basado en estas dos condiciones. Este porcentaje se aplica al peso ideal de nuestra mascota y ya tenemos en gramos, la cantidad que debe comer por día. Igualmente existen porcentajes de los tipos de alimentos que se deben incluir en cada comida.

Nosotros mismos podemos preparar dieta BARF en casa. Aunque hay que prestar atención a las cantidades y a los productos que podemos utilizar. Debemos tener precaución con la manipulación y el proceso de elaboración. Es recomendable congelar las comidas al menos durante tres días y tener cuidado en la forma que damos los huesos a nuestras mascotas para evitar accidentes.

Existe al respecto mucha información que nos ayudarán a elaborar la dieta de forma correcta. Si aún así no lo tenemos claro, podemos comprar las comidas ya preparadas y congeladas a varias empresas de alimentación para perros que ya las comercializan.

¿Te animas a cambiar la alimentación de tu amigo? Espero que esta aproximación a la dieta BARF te haya servido para conocer un poco más las distintas opciones en la dieta de nuestros perros.

Si tienes alguna historia que contarnos, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de la dirección de correo electrónico dmascotas@cantabriadmoda.com.

Nos leemos el próximo sábado con más información sobre nuestros amigos de cuatro patas.

Hasta entonces, ¡feliz fin de semana!

Síguenos en: