Un gran equipo técnico, responsable de la serie cántabra 'Cuando el río suena'

Un gran equipo técnico, responsable de la serie cántabra 'Cuando el río suena'
ÁLVARO POSTIGO

La ficción de Cantabria TV sigue sumando adeptos y repercusión, como el cameo del entrenador Quique Setién que ha sido promocionado por el Betis

Cantabria DModa
CANTABRIA DMODA

El último episodio de la serie cántabra 'Cuando el río suena' supuso el pico más alto de audiencia con cerca de 20.000 visionados en una semana entre la televisión, la página web y el canal de YouTube. La 'rural comedy' de Cantabria TV ha llegado incluso a introducirse en el derby sevillano, habiendo colgado el Real Betis Balompié en su cuenta oficial el cameo de Quique Setién en la taberna del Tejo. Así, nos aproximamos, en pleno éxito, a los dos últimos capítulos de la primera temporada. Por eso, hoy vamos a hablar de las áreas técnicas que nos faltan por conocer.

Aparte de la idea original y ser una las codirectoras, Anabel Díez ha sido la responsable de arte y vestuario, dos de los aspectos más importantes de la primera serie de ficción 100% cántabra.

-Una de las cosas que más destacan en la serie es la creación de un mundo propio. ¿A qué se parece Pincurrín?

-Cuando yo venía de vacaciones desde Eibar a las Pilas (Ribamontán al Monte), que era el pueblo de mi familia, me encontraba con un paisaje lleno de colores vivos, de olores frescos y de animales con los que jugar. Una de las cosas que más me llamaba la atención era el vestuario, porque no tenía nada que ver con el que veía de mi día a día. Era un pueblo feliz, en el que la imaginación podía correr libre. Eso son mis recuerdos y eso he intentado plasmar en Pincurrín. Yo creo que artísticamente Pincurrín se parece mucho a ese mundo rural, visto por los ojos de una niña. Y supongo que a eso te refieres al hablar de un estilo propio...

La imagen ha estado en manos de audiovisuales 'FR'. Fran Rodríguez, su responsable, es un profesional con una amplia trayectoria, que en la serie de Cantabria TV ha sido el director de fotografía.

-¿Qué dificultades has encontrado en este trabajo que no hayas encontrado en otros?

-No te voy a engañar cuando tú estás acostumbrado a trabajar en grandes producciones y, de repente, te metes en una locura como esta, en la que tienes que trabajar sin medios, te agobias un poco. Al principio sólo ves problemas, pero Pincurrín es mágico y, poco a poco, se fueron uniendo lazos y creando sinergias. Definitivamente, en un producto como este los medios técnicos no son lo más importante. Hemos compartido pasión, ilusión y mucho trabajo. Hemos creado algo donde no había nada y solucionado problemas sin herramientas. Yo me he sentido crecer día a día y eso ha sido muy gratificante. Sin duda, para mí hay un antes y un después de esta serie.

Otro de los integrantes es Jorge Ayllón, ayudante de dirección durante el rodaje, que también comparte su experiencia.

-¿Costó echarlo a andar?

-Sí, fue duro. Estuve implicado desde el principio. En esos momentos era difícil aun plasmar todas las ideas y trasladarlas a un lenguaje audiovisual. Hay muchos aspectos susceptibles de mejora. Es una producción con recursos muy limitados, pero esperemos sea el principio de más proyectos. Personalmente, estoy contento con el trabajo que he desarrollado.

El área de producción ha sido dirigida por Marta Elegido, una labor de coordinación tan intensa como gratificante.

Las grabaciones exteriores han mostrado rincones únicos de la región.
Las grabaciones exteriores han mostrado rincones únicos de la región. / ÁLVARO POSTIGO

-¿Cómo se solucionan las necesidades de un equipo de trabajo de más de 80 personas, con tan pocos medios?

-Ha sido un gran reto. Lo hemos superado gracias a la generosidad de los patrocinadores que confiaron en el potencial de la serie antes de verla terminada y a las distintas personalidades de Cantabria que pasaron por Pincurrín de Valdehoz participando con sus cameos en una serie entrañable, que está consiguiendo que la cultura y sentido del humor de Cantabria traspasen fronteras. 'Cuando el Río Suena' sirve para demostrar que existen grandes profesionales en el mundo audiovisual de Cantabria y que se pueden hacer series que generan interés en los espectadores. Sólo puedo estar agradecida a mis compañeros por haberla hecho posible.

Hablamos también con Pepe García que ha desempeñado la labor de Jefe de Producción.

-¿Qué es lo que más destacarías de tu paso en la serie?

-La experiencia me ha aportado muchas cosas. Formar parte de la primera serie totalmente cántabra, con profesionales, actores y producción de aquí, supone para mí un gran orgullo. Me ha encantado conocer a gente fantástica dentro de mi profesión y he aprendido muchísimas cosas. No puedo decir más que cosas buenas. La verdad es que tengo que agradecer a todo el equipo el tiempo que hemos pasado juntos. Pincurrín es un sitio mágico.

Por último, hablamos con Carlos Troyano, autor del guion original.

-La serie ha ido evolucionando desde un comienzo con una búsqueda más intensa del humor a un final más emocional. ¿A qué se debe esa evolución?

-Un guion debe de estar vivo. Los personajes una vez que cogen carne y toman forma se convierten en dueños de su destino. Estoy muy orgulloso de mis «pincurrines». Ellos han ido tejiendo su destino y no tengo muy claro porqué, sencillamente ha sido así. Al principio decides como son los personajes y los haces andar, pero luego son sus interrelaciones las que les hacen evolucionar y con ellos a la serie. Cuando uno mira hacia atrás y analiza su obra siempre cree que podría haber escrito otras cosas, pero no es cierto. Nunca he creído en la libertad del escritor, sino en el destino lógico de los personajes.

Dos de los actores comentan el desarrollo del rodaje.
Dos de los actores comentan el desarrollo del rodaje. / ÁLVARO POSTIGO

El Camino de Santiago Octavo capítulo

Como cada domingo estaremos atentos lo que nos cuente la 'rural comedy' de Cantabria TV, pero siempre repasamos el capítulo de la semana anterior...

Miles y miles de peregrinos empiezan a pasar por Pincurrín, camino de Santiago de Compostela. Los precios suben, los vecinos empiezan a sufrir por que les van a echar de sus casas. El turismo cultural ha llegado y con él sus problemas.. ¿O no? Mientras tanto, a Doña Isabel se le nota muy preocupada, ¿por qué será?

Síguenos en: