Recordando a 'Espinete'

Recordando a 'Espinete'

El popular personaje se convirtió en un icono de la televisión en España durante los años ochenta

Javier Rodríguez
JAVIER RODRÍGUEZSantander

Como unos se solapan a otros, con el avance de los años la mayoría de personajes televisivos pasan al olvido. Pocos permanecen vivos en el recuerdo de la clientela del medio. Un paradigma es en el mundo infantil y la historia de TVE el popular 'Espinete', que triunfó en la década de los ochenta. ¿Motivo? Caía igual de bien entre los peques que entre los adultos.

Quien le dotó de movimiento e inconfundible voz fue la actriz Chelo Vivares, que lograba un insuperable éxito profesional… sin ser vista. Era el «alma» de un muñeco protagonista de todo tipo de aventuras en compañía de su amigo Don Pimpón (interpretado, también magistralmente, por el actor Alfonso Vallejo). Chelo ha dicho que durante el rodaje de los capítulos resistía dentro del traje pocos minutos: tenía que salir de él para poder respirar aire puro.

El simpático 'Espinete' formaba parte de la versión made in Spain de 'Barrio Sésamo' y lo creó Kermit Love, autor de las marionetas del programa en EE. UU. Los hermanos Reyes -autores, por ejemplo, de los electroduendes de La bola de cristal- se encargaron de mantenerlo siempre en perfecto estado de revista. Guillermo Fesser afirmó que Kermit le había comentado que 'Espinete' era un erizo porque inicialmente lo concibió para la televisión israelí. Pero al final, por diversas circunstancias, no apareció allí en la pequeña pantalla y sí aquí.

Chelo Vivares declararía al respecto que el Espinete israelí resultaba «muy difícil de manipular» y que era «mucho más feo. Fui a Nueva York para que hicieran el que salió en TVE. El modelo se hizo dos veces, por el desgaste». Sobre el método empleado para dotarle de expresividad, matizó: «La boca era como un guante y con el índice movía las cejas o el hocico. Sólo podían desarrollar esas expresiones». Turnaba sus manos para lograr el movimiento.

Como inesperado epílogo de este entrañable recuerdo, meses atrás surgió la noticia de la desaparición del disfraz original de 'Espinete' (y más trajes) del almacén de TVE. Incluso la policía difundió, vía tuit, el asunto. Del disfraz, nunca más se supo. A saber quién lo robó y quién lo tiene. El caso demuestra por enésima vez que las historias infantiles más bonitas siempre las destrozamos los adultos.

Síguenos en: