Los tocados de la cántabra Marián Pacheco llegan al Museo del Traje de Madrid

Los tocados de la cántabra Marián Pacheco llegan al Museo del Traje de Madrid

Por segundo año, la diseñadora participa en la exposición anual de la Asociación de Sombrereros que, por primera vez, viaja a los años veinte

SERGIO SAINZ

«¡Es un Cocotte!» es una expresión que se está volviendo habitual en los eventos celebrados en Cantabria. Y es que la firma de tocados de la diseñadora Marián Pacheco se ha hecho un hueco indispensable en el panorama de moda de la región, incluso fuera de ella. Sus creaciones destacan siempre por la elegancia y distinción que caracteriza a la propia artista. «Quien me conoce sabe que hago diseños diferentes y quiero pensar que fácilmente identificables», explica.

Esta Licenciada en Bellas Artes lleva diez años de intensa trayectoria profesional, combinando sus pasiones artísticas, pero con un pie muy importante en la industria de la moda, apostando por las elaboraciones exclusivas y a medida. En su afán por superarse y crecer profesionalmente lleva un par de años dentro de la Asociación de Sombrereros. Un curso de especialización fue su puerta de entrada a este colectivo «que quiere visibilizar el oficio auténticamente artesanal», cuenta Pacheco.

Gracias a su pertenencia asociativa pudo participar el pasado año en su exposición anual en el Museo del Traje de Madrid y este 2018 repite. Mañana mismo se inaugura la muestra 'Con sombreros y a lo loco. 1920 El año del nacimiento de la mujer moderna', que viene a celebrar a la patrona de los sombrereros, Santa Catalina de Alejandría. Hasta el 6 de enero próximo podrá visitarse esta exposición colectiva, en la que la creadora cántabra presenta dos diseños bien diferenciados. «Ambos tienen que ver conmigo. Me gustó mucho el tema elegido y he podido crear algo muy especial. Formalmente me lo he llevado a mi terreno, jugando con conceptos, materiales, contrastes y texturas», explica la sombrerera.

La primera de sus piezas está confeccionada en paja trenzada, natural y negra. «Es un sombrero cloché típico de la épica de ala corta, muy calado, al que he quitado el ala y he hecho una pieza extra más de fantasía», comenta. Sorprende la mezcla de un tocado de noche o tipo cocktail por su estructura, con la utilización de un material más de día. Una creación que asume «más difícil» para ver en alguna de sus clientas.

En cambio, el otro trabajo que incorpora a la muestra pertenece a su «fondo de diseños». Se trata de «una creación de fiesta para la noche, en tonos dorados. Elaborada con cristal preciosa, facetados negros y perlas de cristal y nácar», explica. Con estructura casquete, cubre media cabeza por delante. Un planteamiento diferente en el que ha tratado «de hacer algo más contemporáneo», confiesa.

Actividades extra

Aunque no podrá asistir a la inauguración, se escapará pronto a la capital para disfrutar de la exposición y el emblemático Museo del Traje, que incorporará actividades infantiles relacionadas con la sombrerería, un laboratorio atemporal de fotografía y la muestra de la técnica ancestral del oficio sombrerero para los visitantes. Pacheco, que forma parte del profesorado del Grado Oficial de Diseño de Moda de Cesine, prepara nueva colección Cocotte de tocados y joyería, así como otras sorpresas creativas que espera compartir pronto.

 

Fotos

Vídeos