El de De Morro Fino, un menú para tener muy en cuenta

Alcachofas confitadas, un plato delicado y exquisito. :: dm/
Alcachofas confitadas, un plato delicado y exquisito. :: dm

El chef Emilio García destaca por cómo cocina las verduras y por sus ricas y generosas raciones

JOSÉ LUIS PÉREZ

Apenas nueve meses abierto y Morro Fino ya se ha posicionado en un lugar preferente en las agendas de muchos amantes de la buena mesa. Para quien no conociese al chef Emilio García por su etapa en Puente Viesgo, habrán descubierto una cocina sensible, que trata con respeto a la materia prima y que consigue grandes platos con las verduras, sin necesidad de sofisticaciones.

El balance que hacen de estos primeros meses los dos socios responsables del negocio, tanto Emilio como Pablo Salas -que se encarga de la atención al cliente en sala-, es muy satisfactorio. Desde primera hora con los desayunos y los pinchos de tortilla hasta las cenas, Morro Fino rebosa actividad, tanto en su acogedor interior como en una terraza que han protegido y adaptado.

De martes a viernes se propone un menú de cuchara a un precio muy competitivo, 9,50 euros. En esta ocasión había cocido montañés -y como alternativa una ensalada mixta con salmón-, pero otros días el cliente se puede encontrar un guiso de alcachofas con jamón, con almejas o con acelgas; un arroz marinero; un arroz con pollo de corral; unos garbanzos estofados con bacalao y espinacas; unas lentejas guisadas con huevo poché trufado y virutas de foie; o una menestra de verduras naturales con cordero.

Se trata de raciones generosas, ideales para convertirlas en plato único acompañadas de una copa de vino. Y para rematar con un café o un postre, con lo que quedar plenamente satisfecho. La propuesta, por el tipo de cocina y por su precio, debe ser muy tenida en cuenta.

Novedades

El restaurante sigue apostando por una carta corta con sugerencias puntuales fuera de carta en función del producto de temporada, por los panes de G. Torre (maíz y pipas y de trigo, en esta ocasión), por la cocina con aceite de oliva y por un café de calidad, Dromedario Artesanía.

De la carta ya hay platos que no pueden dejar de salir y entre las novedades que Emilio ha incorporado tras la etapa de la apertura destacan la terrina de foie, una muy gustosa ensalada de perdiz, el arroz caldoso con bogavante o unas carrilleras ibéricas a la mostaza. De temporada, muy recomendables, las alcachofas.

No puede cerrarse capítulo sin aludir a los postres caseros. Exquisita la leche frita, como la torrija o las tartas de queso y hojaldre.

De Morro Fino

Dirección: C/ Avenida de los Castros 41. Santander (a la salida del túnel de Tetuán en dirección al Sardinero).

Teléfono: 942551 612.

Propietarios: Emilio García y Pablo Salas.

Inaugurado: Julio de 2018.

Jefe de cocina: Emilio García.

Sala: Pablo Salas.

Estilo de cocina: Tradicional, de mercado.

Precio medio de la carta: Entre 20 y 25 euros.

Menú diario: 9,50 euros (plato de cuchara).

Menú del sábado: 15 €.

Menú del domingo: 25 €.

Capacidad: 34 comensales, con un reservado para 8-10 personas.

Terraza: Sí, 40 plazas.

Horario: De 8.30 h., a fin de cenas

Cierra: Domingo noche y lunes completo.

Bodega: 25 referencias.

Café: Dromedario (Artesanía).

Wifi: Sí.

Aparcamiento: Sí.