Los sabores de Perú llegan a Santander con La Mar Brava

Daniel Chumpitaz y Laura Mejía./
Daniel Chumpitaz y Laura Mejía.

Inaugurado este ceviche's bar en la calle Mies del Valle bajo la dirección de Daniel Chumpitaz y Laura Mejía 

Javier Rodríguez
JAVIER RODRÍGUEZSantander

La ciudad de Santander ha ampliado su oferta hostelera y gastronómica con un Ceviche's Bar peruano: 'La Mar Brava'. Está ubicado en la calle Mies del Valle nº 3. Daniel Chumpitaz regenta el local junto con su esposa, Laura Mejía, y un excelente equipo de profesionales de barra y comedor.

Daniel declaraba a El Diario Montañés durante el acto de inauguración, celebrado recientemente, ilustrado musicalmente en directo por 'Sólo Saxo', que con 'La Mar Brava' plantea «un nuevo concepto en Santander de restaurante de nuestro país. Queremos destacar la coctelería peruana y los ceviches con pescado y género fresco de Cantabria. En la barra no sólo se puede beber, sino que, además, se convierte en un show de coctelería y ceviches. Todo se realiza ante el cliente. Es la primera vez que se contempla así».

«Tratamos de acercarnos lo más posible a una cevichería peruana, situándola en el centro de la capital cántabra. El local está decorado y adaptado a la ciudad, con el mar como protagonista. Llevamos más de cuatro años aquí con otro restaurante, pero ahora desarrollamos otro tipo de tendencia que esperamos resulte del agrado del público», añadía el propietario de 'La Mar Brava'. «Queremos que sea un punto de encuentro de la mejor coctelería. Hay todo tipo de propuestas, además de los macerados y los pisco-sour de nuestros destilados».

Daniel subrayaba también «la carta de pequeñas raciones de comida que se sirven como picoteo». Y añadía: «Disponemos también de salón vip para reuniones particulares y comedor para catering privado. Ambos complementan la oferta convencional de barra con mesas».

Desayunos

'La Mar Brava' abre a las ocho de la mañana, por lo que se puede disfrutar pronto de sus desayunos con zumos de frutas naturales y pasteles peruanos (ejemplos, tamales y humitas). Para que no falte ningún detalle, la barra incluye un exhibidor-nevera con postres típicos de Perú. Todos, de elaboración casera.