Los concesionarios cántabros tienen que deshacerse de 1.100 coches en 40 días

La calle de Marqués de la Hermida y su entorno sufren una gran masificación de vehículos. /Roberto Ruiz
La calle de Marqués de la Hermida y su entorno sufren una gran masificación de vehículos. / Roberto Ruiz

El 1 de septiembre entra en vigor la nueva normativa europea de emisiones y no se podrá vender ningún vehículo nuevo sin homologar

CONSUELO DE LA PEÑA SANTANDER.

El sector del automóvil vive momentos convulsos por la entrada en vigor de la normativa europea en materia de emisiones el próximo 1 de septiembre. A partir de esa fecha los concesionarios no podrán vender ningún coche nuevo que no esté homologado, por lo que los distribuidores deben dar salida a todo su stock sin homologar antes de esa fecha. En Cantabria, se calcula que los doce principales grupos de concesionarios, que comercializan una treintena de marcas, tendrán que deshacerse de más 1.100 vehículos antes del 31 de agosto, porque después ya no podrán venderlos, lo que está desatando una bajada de precios la sustancial.

Ver más

Los distribuidores de Cantabria contemplan este escenario con «gran preocupación e incertidumbre», justo en un momento en el que el sector se estaba recuperando. «Esto es un jarro de agua fría, que puede paralizar el crecimiento que estábamos experimentando», señala Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) y propietario del Grupo Vidal de la Peña. Entre 2007 y 2013, las ventas de automóviles en la comunidad autónoma cayeron un 70%. «Pasamos de 26.000 matriculaciones en 2008 a 8.000 en 2013», expone el empresario. Pero el año pasado año se cerró con 12.000 matriculaciones. Eso permitió unas previsiones de 100 contratos nuevos para este año, en un sector de 1.000 empleos directos, además de la «actualización de salarios». Pero, el empresario, que también preside la CEOE, subraya que la adaptación a la normativa de emisiones «ha dado al traste» con estas expectativas. «La previsión era que las ventas de coches aumentaran un 8% este año en Cantabria, pero esta medida introduce una situación de incertidumbre que recorta un 5% el crecimiento», explica.

La amenaza de la ministra que hace temblar al sector

Cuando la ministra Teresa Ribera dijo esta semana que los coches diésel «tienen los días contados» porque el impacto ambiental de este combustible es tan grande que hay que pensar en su salida del mercado puso en la picota estos modelos y los fabricantes y distribuidores se pusieron a temblar. Mery Rivas, del Grupo Auto Palas, asegura que Cantabria es una de las zonas más 'dieselizadas' del país, pero se está produciendo «un cambio en la forma de comprar del cliente, que cada vez más se decanta por el motor de gasolina. De ahí a decir que el diésel se acaba va un trecho. No lo creo, los vehículos diésel tardarán mucho en desaparecer».

«Es un jarro de agua fría que paralizará el crecimiento en que nos encontramos» Lorenzo Vidal de la Peña | Grupo Vidal de la Peña

La normativa europea de emisiones WLTP es mucho más exigente y rigurosa que la actual (NEDC), que basaba sus resultados en test de laboratorio efectuados por las propias marcas, y cuya rigurosidad fue puesta en duda tras el escándalo del diésel. La norma se quedó obsoleta y la WLTP impone mediciones más precisas de consumos y emisiones. Después de un periodo de transición, la nueva normativa europea será de plena aplicación a partir del 1 de septiembre, con lo que todos los vehículos que lleguen a los concesionarios para la venta en esa fecha tendrán que estar homologados o no podrán ser comercializados como nuevos en la UE. Eso obligará a los distribuidores a deshacerse de los coches que incumplan la nueva normativa. Si no lo hacen en ese plazo, los concesionarios se verán obligados a «automatricular» los modelos homologados con la anterior norma para venderlos como vehículos de kilómetro 0 a precios muy atractivos.

«Tenemos 70 unidades que no cumplen la normativa con precios muy competitivos» Emilio Criado | Autogomas

El grupo Vidal de la Peña, que tiene 250 vehículos en stock, no cree que ahora se desate una «locura de bajada de precios», porque las «promociones son permanentes, tanto en vehículos nuevos como KM0», pero augura que las ventas de coches caerán a partir de septiembre hasta un 10%, porque «el gravamen sobre las emisiones va a ser superior» y se traducirá en una subida del precio de los coches, aunque no será uniforme. «Dependerá de cada modelo y de la política comercial de los fabricantes», precisa, aunque estima que el incremento medio «podría situarse en torno a los 700 euros por automóvil».

«Desde el 1 de julio hemos reducido los precios un 15% en los 200 vehículos afectados» Manuel Vidal de la Peña | Carrera Motor

El Grupo Carrera Motor tiene que deshacerse de 200 coches antes del 1 de septiembre. Para aligerar existencias, desde el 1 de julio han bajado los precios un 15%. Su responsable Manuel Vidal de la Peña calcula que en estos dos meses venderán el 80% de las reservas, y el resto serán automatriculaciones para lo que las marcas han habilitado créditos financieros especiales. «Este es un problema más, pero gordo», comenta Mery Rivas, del Grupo Auto Palas. Con una reserva de 50 vehículos afectados, explica que desde primeros de julio los fabricantes bonifican la compra de coches con entre 500 y 2.500 euros, dependiendo del modelo. «Tenemos que sacarlos como sea, porque si no será un problema. Lo que hacemos es ir controlando el stock para no vernos en la necesidad de tener que hacer automatriculaciones», sostiene. Rivas cree que a medida que se acerca la fecha límite, en función de las existencias que vayan quedando, «los fabricantes mejorarán las promociones para hacerlas más atractivas». No obstante, según ha sabido este periódico, algunas marcas están asignando vehículos a los concesionarios, con lo que les traspasan a ellos el problema.

«Este es un problema gordo. Tenemos 50 vehículos y tenemos que sacarlos como sea» Mery Rivas | Auto Palas

Emilio Criado, de Autogomas, otro grande del sector, tiene que sacar 70 vehículos de sus cuatro marcas antes del 1 de septiembre, «una cantidad absorbible que puede suponer una oportunidad para el cliente porque su precio es muy competitivo», ya que ha habilitado descuentos especiales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos