La rentabilidad de ser el más bonito

Potes y Carmona, recién integrados en el club de Los Pueblos más Bonitos de España, esperan que el nombramiento reporte ventajas, sobre todo en lo que al número de turistas se refiere

Potes, Carmona, Liérganes, Bárcena Mayor y Santillana. /DM .
Potes, Carmona, Liérganes, Bárcena Mayor y Santillana. / DM .
LUCÍA ALCOLEA CarmonaPEDRO ÁLVAREZ Potes

Potes y Carmona son, desde este mes, nuevos integrantes del selecto club de Los Pueblos más Bonitos de España, en el que ya estaban como representantes de Cantabria Santillana del Mar, Bárcena Mayor y Liérganes. Formar parte de este colectivo, que reúne a 79 localidades repartidas por la práctica totalidad de la geografía española, es sinónimo de belleza y de riqueza patrimonial, tanto arquitectónica como natural, y, además, de disponer de unas condiciones de limpieza, conservación o de cuidado de sus zonas verdes que las hagan especiales.

Hasta el momento, Santillana del Mar, que entró a formar parte de la asociación en el año 2013, lo que la convirtió en el primer representante de Cantabria; Bárcena Mayor (Los Tojos), que se integró en el colectivo en el año 2014; y Liérganes, que forma parte de la red desde el año 2016, se han beneficiado de una consideración de la que presumen en todos sus accesos y que supone, por si fuera poco todo lo que están en condiciones de ofrecer, un gran atractivo para el turismo. A partir de ahora, Potes y Carmona se unen a este club con la clara intención de rentabilizar su nombramiento.

Los requisitos

Primer paso.
Para unirse a la asociación, un pueblo ha de contar con el acuerdo plenario, tras el que se abre el proceso de instrucción de la candidatura. Se valoran aspectos como tener una población menor de 15.000 habitantes y un patrimonio arquitectónico o natural certificado.
Auditoría.
Se realiza una auditoría del pueblo, que debe superar los criterios mínimos de calidad en aspectos como la limpieza, la conservación de las fachadas, la circulación de vehículos o el cuidado de zonas verdes.
Concesión.
Si el veredicto es positivo, el pueblo será rotulado en sus entradas como 'Uno de los más bonitos de España' y tendrá el derecho a usar el sello de la asociación.
Controles.
Un pueblo puede ser reauditado en los años siguientes y puede perder la marca si no sigue cumpliendo con los valores iniciales de la asociación.

«Muy satisfecho», así se muestra el alcalde de Cabuérniga, Gabriel Gómez. «El hecho de pasar a formar parte de la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España va a ser algo muy positivo para el pueblo, sobre todo ahora, ya que coincide con la apertura del Parador Hotel Puerta de Carmona, que tendrá lugar en los próximos días», matiza. A pesar de las buenas palabras, al alcalde de Cabuérniga le costó tomar la decisión de entrar a forma parte de esta asociación nacional. «Lo hemos estado pensando hasta hace poco, porque tampoco queremos que esta distinción y la llegada de turistas entorpezca la vida de los vecinos del pueblo». En Carmona residen aproximadamente 170 personas y excepto alguna familia que se dedica a la hostelería (por ahora solo hay un restaurante, pero se va a abrir otro), el resto vive de la ganadería.

En Carmona residen aproximadamente 170 personas
En Carmona residen aproximadamente 170 personas / DM .

«A pesar de todo lo anterior, finalmente nos decidimos a dar el paso porque pensamos que este hecho puede traer a la localidad y al municipio más beneficios que inconvenientes», explica el regidor. Además, «supondrá un revulsivo para el resto de pueblos del valle, ya que los turistas, de paso que acuden a Carmona, visitarán los municipios colindantes y podrán disfrutar del entorno».

Igual de satisfecho se encuentra Javier Gómez, alcalde de Potes, que recibió hace días la noticia con una gran alegría porque «viene a refrendar muchos años de trabajo bien hecho, no solo de esta corporación, sino también de las anteriores, que con la ayuda de los vecinos que se esfuerzan cada día en hacer de sus casas y fachadas que estén más atractivas, así como sus calles, hacemos todos unidos que la villa lebaniega sea la admiración de los turistas que nos visitan».

Para el regidor, el reconocimiento es merecido, porque «presentamos una candidatura con mucha ilusión y entrar a formar parte de la asociación de Los Pueblos más Bonitos de España es un valor añadido que vamos a dar no solo a la villa de Potes sino a toda la comarca».

Por su parte, el alcalde pedáneo de Carmona, Domingo González, asegura que «aunque pensamos que va a resultar beneficioso, albergamos dudas sobre si la llegada masiva de turistas permitirá que se respete la esencia del pueblo». Hay que tener en cuenta, insiste, «que las vacas de los ganaderos circulan por la carretera y por las calles de Carmona y nos preguntamos si los turistas serán respetuosos y todos podrán convivir en armonía, con una relación normal». Domingo también ve como algo positivo que se vaya a abrir el Hotel Puerta de Carmona y un segundo restaurante «para que la gente pueda sentarse a tomar un café o charlar», lo que va a convertir a Carmona en un lugar más atractivo de cara al turismo. «Pero tampoco queremos que se llene de puestos y de tiendas, como ha sucedido en otros pueblos de Cantabria, porque preferimos que se mantenga como hasta ahora y que los ganaderos puedan seguir desarrollando su labor sin ningún problema». En conclusión, tanto el alcalde del municipio como el pedáneo «ven bien la entrada de Carmona en esta asociación, siempre y cuando no se llegue a ciertos límites, ni se entorpezca la rutina de los vecinos».

El casco urbano de Potes, uno de los lugares más atractivos de Liébana.
El casco urbano de Potes, uno de los lugares más atractivos de Liébana. / DM .

Un nuevo atractivo

Desde Liébana, Gregorio Alonso, presidente del Grupo de Acción Local, valora «muy positivamente» que la villa de Potes forme parte de el club de Los Pueblos más Bonitos de España, «ya que los criterios fundamentales de búsqueda de los visitantes que se quieren acercar a Liébana son: Potes, Fuente Dé y Picos de Europa. No cabe duda que nos va a beneficiar a toda la comarca, porque hay más de 5.000 plazas de alojamiento y servirá también para dar a conocer otras zonas de la comarca». Alonso, tiene claro que «la villa de Potes es el centro comarcal, donde están centralizados los principales servicios. Es una buena promoción turística y por tanto nos alegramos mucho de este merecido reconocimiento».

En relación a los encantos de la villa que han podido ser claves para esta distinción, el presidente de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, Julio Cires, tiene claro que «la concentración de las calles con su característico empedrado; el magnífico casco viejo, los puentes o la Torre del Infantado, dicen mucho del pasado de la villa y de la comarca lebaniega».

Para Cires la distinción es «muy importante, por la promoción turística que supone, no solo para la villa de Potes, sino también para el resto de municipios, ya que la villa es centro comarcal y sin duda un referente para los visitantes que llegan hasta aquí».

Arriba, Barcena Mayor. Abajo, Liérganes y Santillana del Mar. / DM .

«El reconocimiento aporta un indudable sello de calidad no solo a la villa sino a toda la comarca, ya que Potes también se nutre de visitantes que vienen a Camaleño y Picos de Europa». El presidente de la Agrupación de Empresarios de Hostelería y Turismo del Valle de Camaleño destaca que «el mérito hay que otorgárselo al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Potes como a sus vecinos, que hacen las cosas bien y se preocupan por mantener la villa atractiva al visitante» y agrega que «caminar por las calles del casco antiguo, que te transportan a otra época; ver las casonas solariegas con sus escudos de armas, o pasear junto a los ríos Quiviesa y Deva, tiene un gran atractivo turístico».

Los 79 más bonitos

Cantabria: Bárcena Mayor, Liérganes, Santillana del Mar, Potes y Carmona.

Andalucía: Lucainena de las Torres, Mojácar y Níjar (Almería). Grazalema, Vejer de la Frontera, Zahara de la Sierra y Setenil de las Bodegas (Cádiz).Zuheros (Córdoba). Bubión, Capileira y Pampaneira (Granada). Almonaster la Real (Huelva); Segura de la Sierra (Jaén); Frigiliana (Málaga).

Aragón: Aínsa, Alquézar, Ansó, Albarracín, Calaceite, Cantavieja, Mirambel, Puertomingalvo, Rubielos de Mora y Valderrobres (Teruel). Anento y Sos del Rey Católico (Zaragoza). Roda de Isábena (Huesca).

Asturias: Lastres, Torazo y Tazones.

Baleares: Fornalutx.

Canarias: Tejeda (Las Palmas).

Castilla-La Mancha: Alcalá del Júcar (Albacete). Almagro y Villanueva de los Infantes (Ciudad Real). Hita y Valverde de los Arroyos (Guadalajara).

Castilla y León: Caleruega, Covarrubias, Frías y Lerma (Burgos); Peñalba de Santiago (León). Candelario, Ciudad Rodrigo, La Alberca, Ledesma, Miranda del Castañar y Mogarraz (Salamanca). Ayllón, Maderuelo, Pedraza y Sepúlveda (Segovia). Medinaceli y Yanguas (Soria). Urueña (Valladolid). Puebla de Sanabria (Zamora). Bonilla de la Sierra (Ávila).

Cataluña: Bargergue (Lérida).

Comunidad Valenciana: Guadalest (Alicante). Morella, Peñíscola y Villafamés (Castellón).

Extremadura: Guadalupe, Trujillo y San Martín de Trevejo (Cáceres).

Galicia: Mondoñedo (Lugo). Castro Caldelas (Orense).

La Rioja: Briones, Sajazarra, Viniegra de Arriba y Viniegra de Abajo.

Madrid: Chinchón.

Navarra: Ujué.

País Vasco: Laguardia (Álava).