Ciclocross

ismael Esteban: «Tengo ilusión por ganar otro Campeonato de España, pero ya es más pausada»

Ismael Esteban ha ganado los dos últimos Nacionales. /Luis Palomeque
Ismael Esteban ha ganado los dos últimos Nacionales. / Luis Palomeque

Ismael Esteban, el campeón de los dos últimos Nacionales, llega en buena forma a la cita de Pontevedra, donde le gustaría que el circuito fuese más duro

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Sus últimas carreras «allí arriba», refiriéndose así entre risas a Bélgica, la cuna del ciclocross, han estado bien. «He ido rápido», con un décimo sexto puesto en Bredene y un vigésimo en Baal. Ismael Esteban (Torrelavega, 1983), descansa estos días en casa antes de la gran cita de la temporada en suelo patrio. El domingo, a las 13.10 horas, arrancará en el circuito de La Isla de las Esculturas, en Pontevedra, la carrera para la categoría élite del Campeonato de España de ciclocross. Una prueba que no se le ha dado nada mal al torrelaveguense en las dos últimas ediciones. El maillot de campeón de España le vistió en el podio en Valencia en 2017 y en Legazpia en 2018.

El doble campeón nacional llega a Pontevedra confiado. «Yo voy a salir a ganar. Tengo confianza en mí mismo». Pero el torrelaveguense, camino de los 36 años, ya habla con más mesura del Campeonato de España. «Claro que hace ilusión volver a ganar, pero es ya más pausada. Yo ya no tengo ese ansia de no haber ganado el título».

Así, 'Isma' traslada la presión a «otros corredores». En concreto a dos de los cinco que conforman el ya clásico repóker de favoritos en España. El cántabro Kevin Suárez y el valenciano Felipe Orts -su compañero de equipo en el Ginestar Delikia- son los únicos de ese quinteto -los otros tres son el propio Esteban y los vascos Aitor Hernández y Javier Ruiz de Larrínaga- que no han ganado el oro nacional. En teoría, Orts está un punto por encima de todos los demás «y será el rival a batir».

A Esteban le gustaría que el circuito de la Isla de las Esculturas -3,5 kilómetros prácticamente planos- fuese más duro. Mucho más. «Duro no, mortal», añade entre risas. La esperanza para el torrelaveguense es que caigan «chuzos de punta» y el trazado se embarre. De lo contrario, se augura una carrera rapidísima en la que será clave «estar muy fuerte para llevar a los rivales al límite. Echarse para adelante, pero con cuidado». El trazado gallego no es el que más le convence, pero también recuerda el del año 2017 en Valencia, «que era un circuito de Fórmula 1. Todo depende de cómo salga la carrera». Esa prueba en Valencia cristalizó una temporada fantástica y la del año pasado en Legazpia, la resurrección para su deporte tras una grave lesión de espalda. A 2019 Esteban llega con ilusión pero sin obsesión. «Me ilusiona lo mismo estar entre los 15 primeros en Copa del Mundo que el Campeonato de España». Pero el domingo no tendrá otro objetivo que un tercer maillot de campeón. «Creo que estoy para ganar», concluye.

 

Fotos

Vídeos