Los vecinos de Polledo reclaman que el suministro de agua regrese a sus viviendas

Vecinos de Polledo, cuyas viviendas carecen de agua/J.L.S.
Vecinos de Polledo, cuyas viviendas carecen de agua / J.L.S.

Llevan tres años sin servicio, tras fallar la captación que abastecía al Centro Medioambiental de La Lastra

J. L. SARDINAPolledo

Hijos y familiares de los fundadores de Polledo, núcleo urbano con cinco casas ubicado en la Península de La Lastra y perteneciente al municipio de Las Rozas de Valdearroyo, se enfrentan de nuevo a la historia para reivindicar, en este caso, el suministro de agua.

«Desde hace más de tres veranos no tenemos agua en nuestras viviendas», se lamentan Juliana y Julia Somavilla, Julián Gutiérrez, Severiana Díez, Octavio Sierra y Remedios Saiz, herederos de los fundadores de Polledo, un terreno con una zona de fincas situadas en una cota más elevada que los antiguos pueblos de Quintanilla de Valdearroyo, Medianedo y La Magdalena -que por este orden fueron anegados por las aguas del Pantano del Ebro-.

Hoy, setenta y un años después de que sus progenitores -cinco matrimonios con sus veintiséis hijos- colonizasen Polledo con el permiso de la Confederación Hidrográfica del Ebro, solicitan para sus viviendas el servicio de abastecimiento de agua.

«Si nos tienen que poner contadores estamos de acuerdo, es lógico», apunta una de las vecinas, pero «lo que no se puede entender es que tengamos la casa llena de garrafas para poder beber y para lavarnos de aquella forma». «Mi prima Rosa se ha comprado un pulverizador como los de sulfatar para ducharse», apunta Begoña Márquez, hija de Juliana. El problema reside en que hay que recorrer como mínimo unos tres kilómetros para poder llenarlas en una de las fuentes de Orzales (Campoo de Yuso). «Llevamos mucho tiempo solicitando que el alcalde tome una medida sin conseguirlo. A veces ni nos recibe», explica Begoña.

Sobre esta situación, el alcalde de Las Rozas de Valdearroyo, Raúl Calderón (PP), aclara que el terreno de la Península de la Lastra que está dentro del municipio pertenece íntegramente a la Confederación Hidrográfica del Ebro, «entidad que ostenta la plena titularidad».

«Con la llegada de la Fundación Alto Ebro y su proyecto de construir el Centro Medioambiental de La Lastra se realizó una infraestructura particular para abastecerse de agua mediante el bombeo desde el Pantano del Ebro. Esa actuación fue aprovechada por los vecinos de Polledo para conectarse a la red». Para realizar esa actuación, apunta Calderón, «nunca realizaron ninguna petición al Consistorio, seguramente a sabiendas que esa infraestructura no era municipal».

«Los vecinos de Polledo se han beneficiado a lo largo de casi 20 años de que no era una red municipal, sin pagar ni un euro de las tasas que sí pagamos el resto de vecinos que utilizamos los servicios. Lo único que abonan es el IBI de sus viviendas», explica el regidor.

«Mientras todo funcionaba no se preocuparon de llegar a un acuerdo sobre cómo enfocar una futura situación de desabastecimiento. Durante un tiempo, el Ayuntamiento, con gran esfuerzo, fue haciéndose cargo del mantenimiento con la intención de atender a estos vecinos de una manera temporal, y mientras decidían su fórmula particular para solucionarlo, algo que no hicieron», concluye Calderón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos