La Obra San Martín prevé que su nuevo colegio esté abierto para el próximo curso

La Obra San Martín prevé que su nuevo colegio esté abierto para el próximo curso
DM

Modificaciones durante la construcción y un «invierno adverso» están detrás del retraso del proyecto

DM .
DM .Santander

La Fundación Obra San Martín y el Ayuntamiento de Santander prevén que las obras del nuevo colegio Padre Apolinar estén terminadas para «los primeros días de 2019», con el objetivo de que los cien alumnos con discapacidad que albergarán sus aulas puedan hacerlo desde el próximo curso escolar. La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha visitado hoy con el director de la Fundación Obra San Martín, Juan Fernández Armenteros, la ejecución de las obras, en el barrio de Valdenoja, que en principio debían estar ya terminadas.

El retraso se debe, según han explicado, a modificaciones que se han ido produciendo durante su construcción y a «un invierno adverso» que ha dificultado la actuación de los operarios. Igual ha recordado que se trata de una parcela de 8.000 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento y valorada en 900.000 euros, que ha conllevado una inversión de 4,2 millones de euros por parte de la Fundación y que permitirá atender a cien estudiantes de entre 6 y 25 años.

El edificio está compuesto por 17 aulas de grandes dimensiones en las que se han cuidado «todos» los detalles, ha señalado Igual, quien asegura que se cumplirá la ratio de 6 a 8 alumnos por clase. En ellas, se va a abordar la etapa básica, para la que se dispondrá de doce aulas; la transición a la vida adulta, con tres clases y otros tres talleres; y los programas de formación profesional básica, que albergarán dos aulas y dos talleres.

El edificio, de 3.500 metros cuadrados de superficie, cuenta con una sola planta para evitar las barreras arquitectónicas y facilitar la autonomía de los alumnos, lo que le hace «pionero», ha explicado Fernández Armenteros. «Hemos prestado mucha atención a los pequeños detalles que son los que van a cambiar la vida de esos niños y jóvenes», ha asegurado el director de la Fundación Obra San Martín, quien cree que el retraso en el fin del edificio, debido a «pequeñas modificaciones y el invierno adverso», no es algo como «para rasgarse las vestiduras».

En este sentido, ha avanzado que desde la Fundación confían en que esté operativo para el curso escolar 2019-2020, cuando gracias a esta ampliación en el número de alumnos atendidos se crearán puestos de trabajo en el ámbito educativo. Además, ha indicado que un 50% del alumnado que se formará en esas aulas tiene posibilidades de llegar al mercado laboral ordinario o protegido. En las antiguas instalaciones se generarán «seguramente» servicios de atención a personas con discapacidad, ha señalado.

Gema Igual ha agradecido la gestión que lleva a cabo la Obra San Martín, que trabaja desde hace 70 años para llegar a donde las administraciones no llegan y ha subrayado la colaboración que mantiene con el Ayuntamiento en la atención a personas con discapacidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos