Una placa recordará el 110 aniversario de las palmeras de La Asunción

Una placa recordará el 110 aniversario de las palmeras de La Asunción

El sencillo acto tendrá lugar a las doce del mediodía

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

En la mañana de este martes, tendrá lugar el descubrimiento de una placa con motivo del 110 aniversario de la plantación de las dos imponentes palmeras que flanquean la entrada a la sacristía de la iglesia de Nuestra Señora de La Asunción, en Torrelavega. El concejal de Parques y Jardines en funciones, José Luis Urraca Casal, ha invitado a los vecinos a que participen en el sencillo acto, que tendrá lugar a las doce del mediodía. En él, uno de los promotores de la iniciativa, el cronista local Eufrasio Sainz Peón, relatará la historia de «cómo llegaron a plantarse esas dos palmeras que hoy forman parte de la iconografía más conocida de la ciudad de Torrelavega».

Se trata de una historia singular, desconocida por muchos ciudadanos. Siete años después de la consagración del nuevo templo, el 26 de abril de 1908, un joven sacerdote, Felipe García de la Rasilla, eligió esta iglesia para 'cantar' su primera misa. La madre del misacantano, Juliana García del Cerro, emocionada por aquel momento especial para su familia, compró en el mercado dos pequeñas palmeras para decorar el altar mayor. Cuando acabó la ceremonia, pidió permiso para plantar las palmeras en el exterior del templo, eligiendo para ello el inicio del camino que conduce a la sacristía y que cierra el trayecto de la emblemática calle Consolación.

La familia García de la Rasilla estuvo muy vinculada al templo. De hecho, un hermano de Felipe, Remigio, fue sacristán durante muchos años, convirtiéndose en uno de los personajes más populares de la ciudad.