Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

SOCIEDAD
Científicos españoles descubren que las células madre de la grasa reparan las córneas dañadas
El Instituto Oftalmológico de Alicante y La Paz hallan la alternativa al trasplante de cadáver
13.05.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La grasa, el tejido con peor fama del organismo, también es el de la reparación. Las células madre obtenidas de la grasa pueden restaurar fístulas que no cierran, corazones dañados y trastornos inflamatorios. El Instituto Oftalmológico de Alicante ha demostrado que también podría reparar los ojos dañados por traumatismos, quemaduras o infecciones y convertirse en una alternativa eficaz al trasplante de córnea de cadáver.

Bastaría con hacer una liposucción al paciente para tener un material inagotable y sin riesgo de rechazo para recuperar los ojos más dañados. El equipo del profesor Jorge Alió, en colaboración con el Hospital La Paz, utilizó grasa sobrante de liposucciones para obtener células madre que pudieran reparar la córnea, la principal lente del ojo. Una vez aisladas y purificadas, las células derivadas de tejido adiposo se cultivaron y expandieron en el laboratorio para obtener el concentrado celular necesario. Después las células no se depositaron directamente sobre la superficie ocular. Se realizó una incisión con láser, similar a la que se realiza en la cirugía de la miopía para llegar al estroma, una de las capas principales de la córnea.

En ese lecho se colocaron las células madre a la espera de que adquirieran características específicas del entorno y pudieran reparar la córnea. En el experimento, realizado con conejos y grasa sobrante de pacientes de liposucción, no hubo rechazo alguno. Se constató que las células humanas trasplantadas se transformaban en células corneales (queratocitos). El nuevo tejido mantenía una transparencia funcional, característica necesaria para recuperar la visión. Porque la córnea es una membrana transparente que enfoca las imágenes de la retina, y cuando se daña pierde su transparencia.

Los resultados de este experimento, publicados en la revista científica «Stem Cells», abre nuevas perspectivas al tratamiento de dolencias de la córnea.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de SOCIEDAD
más videos [+]
SOCIEDAD
Vocento
SarenetRSS