SIEP critica que el «caos» de Valdecilla afecta a profesionales y pacientes

Hospital Valdecilla /DM
Hospital Valdecilla / DM

El sindicato denuncia que los carros de medicación nuevos y los sistemas de comunicación interna «no funcionan», entre otros problemas que los responsables del hospital «conocen y no resuelven»

JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ SANTANDER.

El sindicato SIEP ha denunciado que la gestión público-privada de Valdecilla es un «caos» que afecta a los profesionales sanitarios y a los pacientes y asegura que «ni los máximos responsables del hospital ni nuestros gobernantes hacen nada para resolver los problemas».

El Sindicato Independiente de Empleados Públicos y Privados asegura que, tras la construcción del nuevo Valdecilla, «entregado a la gestión privada en una gran parte de los servicios», los cierres del Psiquiátrico de Parayas y la Residencia Cantabria y el traslado de servicios desde el Hospital de Liencres al de Valdecilla, «el caos y la falta de resolución de los problemas por parte de los máximos dirigentes está afectando negativamente a la plantilla y la atención al cliente».

Entre las situaciones criticadas por SIEP están los sistemas de comunicación interna, que «no funcionan adecuadamente», con el «riesgo que ello conlleva para un centro donde se trabaja para salvar vidas».

También siguen sin funcionar los carros de medicación nuevos, sin estrenar, que están almacenados en las plantas de nueva construcción. «Los trabajadores, día a día, tienen que realizar su trabajo con medios obsoletos, llevando a cabo sobreesfuerzos que provocan lesiones», subraya.

El tercer hecho denunciado es la falta de «vestuarios adecuados», lo que provoca que, en algunos casos, los sanitarios se tengan que cambiar en los pasillos.

Principales problemas

- Los sistemas de comunicación interna no funcionan adecuadamente

- Los carros de medicación están almacenados sin estrenar

- Faltan vestuarios adecuados

El sindicato asegura que todos estos problemas son «conocidos» por los máximos responsables del hospital y que se les han planteado en distintas reuniones, a pesar de lo cual no los han resuelto. Ante esta falta de resolución, SIEP ha puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo lo que considera una acumulación de «despropósitos». Igualmente, emplazan a la consejera de Sanidad, María Luisa Real, y al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, a «que pongan fin a tanta negligencia, que puede conllevar situaciones graves ante el cúmulo de necesidades reales sin resolver».

Desde la organización sindical anuncian que, «agotada la vía del diálogo», si la situación continúa así, «tendrán que intervenir los tribunales de Justicia para resolver tanto despropósito generado por la privatización de parte del hospital».

«Acabaremos con la espera de las pruebas en Laredo para octubre», afirma Real

María Luisa Real, consejera de Sanidad, estima que para «septiembre, como mucho octubre» el Hospital de Laredo se habrá puesto al día con la lista de espera de pruebas diagnósticas como citologías y biopsias que se le han acumulado debido a la baja laboral de un facultativo de Anatomía Patología, al que meses más tarde se sumó el segundo profesional del departamento.

El sindicato ATI denunció el sábado la precaria situación del servicio y habló de más de 1.600 resultados de test sin comunicar a los pacientes, por lo que pidió el cese del gerente del centro hospitalario, y sugirió que está existiendo un gran descontrol al llevarse la realización de las pruebas a Valdecilla. La consejera desmintió ayer todas las acusaciones, salvo «el estancamiento» que se produjo meses atrás y el hecho de que ahora «se requiere un tiempo para ponerse al día». «Pero que quede claro que todas las citologías y biopsias se han revisado aunque no se hayan comunicado», señaló, para dar confianza a los afectados de que no se les ha dejado en un limbo diagnóstico.

«Con Valdecilla estamos solucionando rápido y con seguridad» el problema. Lo ocurrido, con un médico de baja desde marzo y con el segundo doctor del servicio que también acabó cogiendo la baja, será revisado a fondo por los responsables sanitarios. La consejera afirmó que se están buscando profesionales pero que la especialidad tiene gran demanda.

Fotos

Vídeos