Una miniatura en piedra de la catedral de Oviedo se ubicará en La Alameda

Su instalación será uno de los actos del centenario de esta transitada vía

JUAN CARLOS FLORES-GISPERT| SANTANDER

El 175 aniversario de la construcción de la Alameda Segunda de Santander y el centenario de la denominación oficial actual de Alameda de Oviedo quedará para el recuerdo santanderino con la erección de un monumento, regalo del Ayuntamiento de Oviedo.

Se trata de una reproducción en piedra y en miniatura de la catedral de la capital asturiana. El monumento será colocado a lo largo de La Alameda en un lugar aún no decidido, durante los actos que se desarrollarán en los últimos días del mes de junio próximo. En ellos estará incluida la instalación de casetas y templete de música a lo largo de la Alameda y la presencia del alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo. Este confirmó al primer edil de Santander, Íñigo de la Serna, su presencia en la capital cántabra para tal conmemoración. El alcalde ovetense acudirá acompañado por una banda de gaitas. Serán al menos tres días de fiestas en La Alameda, que servirán para reivindicar su papel como una de las vías más importantes de la ciudad. Unas 5.000 personas viven en las calles San Fernando y Vargas y cientos más de otros barrios cercanos disfrutan cada día de este paseo, jalonado por árboles algunos casi centenarios.

La catedral de Oviedo es de estilo gótico florido. Hay documentación del siglo XV que demuestra que trabajaba en ella Bartolomé Solórzano, arquitecto procedente de Trasmiera y que había intervenido ya en la catedral de Palencia. El nuevo monumento se suma a los que se ubican en La Alameda: el busto de Riancho, las farolas dedicadas Pío Muriedas y Pepe Hierro y el monolito del VII centenario de la conquista de Sevilla.