Coco Gacó: «Si pudiera dedicarme al sueño de ser actor viviendo en Santander, lo haría sin dudar»

Retrato del joven actor santanderino./ANA MÁÑEZ
Retrato del joven actor santanderino. / ANA MÁÑEZ

El actor santanderino lleva una carrera intensa en la capital tras mudarse hace un año | En octubre se estrenará en la gran pantalla con la película 'Si yo fuera rico', protagonizada por Álex García

Ángela Ruiz Samperio
ÁNGELA RUIZ SAMPERIOSantander

Cuando uno piensa en sus sueños, a veces se imagina dentro de unos años, cuando por fin lo ha conseguido, sonriéndole a la vida y dándose las gracias a sí mismo por no haber tirado la toalla. Y es que, para llegar a la meta, lo habitual es sacrificar ciertas cosas y trabajar muy duro. Por eso, constancia y paciencia son dos palabras que el joven actor cántabro Coco Gacó (Santander, 1990), intenta repetirse a diario. Desde bien pequeño ha soñado con dedicarse a la interpretación, pero su timidez le frenaba. Sin embargo, cuando su representante Cristina Rivas se puso en contacto con él a través de Instagram no lo dudó ni un segundo y cogió las maletas para hacer su primera prueba en Madrid.

Ha pasado un año desde entonces y ya ha participado en dos series de televisión de éxito, 'Secretos de Estado' y 'Los nuestros', está a punto de estrenar su primer largometraje, 'Si yo fuera rico' y pronto le podrán ver en la última temporada de 'La que se avecina'. Sus primeros pasos son prometedores y aunque está muy contento, reconoce que echa mucho de menos su tierra y sobre todo a su familia, su principal apoyo. De hecho, si pudiese vivir en Santander y dedicarse a lo que más le gusta, lo haría sin pestañear. Por ahora, ese idilio no es posible y su día a día transcurre en la capital, pero siempre que puede vuelve a su hogar, a pasar tiempo con sus seres queridos y a sentir la humedad del norte, esa que mucha gente critica y que a él le encanta.

-¿Cuándo vivías en Santander te rondaba en la cabeza la idea de irte?

-Si yo pudiera disfrutar del sueño de dedicarme a lo que quiero estando en Santander, lo haría allí. Al final, creo que hay que luchar por estas cosas, pero para mí lo importante son la familia y los amigos. Y me está mereciendo la pena porque hay que apostar por una evolución personal, pero tengo clarísimo que mi vida seguramente terminará allí.

-¿Cómo fueron tus primeros días en la capital?

-La verdad es que en un principio muy bien, porque me sentí muy arropado por la gente que ya conocía, pero sí que es verdad que a medida que vas entrando en la dinámica de lo que es Madrid, es una ciudad hostil. Tiene muchas facilidades y puedes acceder absolutamente a todo, pero también es muy difícil. Es duro el ritmo de la ciudad, todo el mundo va muy rápido. Tiene también lo bonito de pasar desapercibido, pero cuando vienes de una ciudad pequeña como es Santander donde tienes tu núcleo más cercano, es complicado.

El joven lleva un año intenso de vida en Madrid.
El joven lleva un año intenso de vida en Madrid. / JESÚS MAYORGA

-¿Viniste con algún proyecto o en busca de una oportunidad?

-Me vine con mi representante, que me encontró casualmente por Instagram cuando estaba en Santander. Me había conseguido una prueba y a raíz de ahí, empezaron a salir más cosas.

-Una muestra de que hay que ser activo en Redes Sociales. ¿Cómo es de importante en tu profesión?

-No es que sea importante, sino que se le da importancia, cuando creo que ni es lo justo, ni lo válido. No se está juzgando una carrera o una profesión sino, como bien dice la palabra, una influencia. Y no me parece justo porque muchas veces no podemos acceder a algunos papeles porque la criba existe en el número de seguidores o no que tengas, y eso es un poco triste.

-O sea, que estás obligado a actualizar tus perfiles a diario

-Constantemente. Es más, a mí me han dicho que no a papeles por tener menos de 20 mil seguidores.

-¿Cuándo te picó el gusanillo de la interpretación?

-Siempre quise dedicarme a esto, lo que pasa que, por vergüenza, porque aunque no lo parezca soy muy tímido como la mayor parte de los actores, nunca me atreví. Pero apareció este ángel que es para mí mi «repre» y me dio la oportunidad de vivir mi sueño y le dije que lo dejaba todo y me vine a intentarlo, que la vida son dos días.

-Y no te ha ido nada mal, porque en un año te hemos podido ver en dos series de televisión, y estás a punto de estrenar otra y una película.

-No sé si me está yendo bien o mal, pero estoy muy agradecido porque llevo muy poquito tiempo y la verdad, es que parece que mi perfil está gustando bastante, estoy muy involucrado en el tema, y gracias a eso, se están viendo resultados. También, como te he dicho, tengo una persona ahí conmigo que lucha todos los días porque me vaya bien y confía mucho en mí. Para el poco tiempo que llevo, no tengo ningún tipo de queja. Siempre puede ir mejor y hay que seguir peleando, pero estoy muy contento.

«Para el poco tiempo que llevo en Madrid, no tengo ningún tipo de queja. Siempre puede ir mejor y hay que seguir peleando».

-En noviembre te podremos ver en la gran pantalla. Hablamos de tu primera experiencia en un largometraje.

-Sí, se estrena 'Si yo fuera rico', protagonizada por Álex García, y yo tuve la enorme suerte de trabajar en el proyecto, con un equipo súper bonito en todos los aspectos. Es una película de Álvaro Fernández Armero, que ha vuelto a retomar la dirección y se ha lanzado con este proyecto, que cuenta con los productores de éxitos como «8 apellidos vascos». Tengo un papel muy chiquitito del que estoy muy orgulloso, porque llevo muy poco tiempo en Madrid y aparecer en pantalla grande, en el tráiler, o en Fotogramas, que tuvo el buen gesto de poner una foto mía como portada del anuncio, es increíble. Es una comedia y me parece que está hecha con muy buen gusto. El proyecto es muy chulo y vivirlo desde dentro todavía más.

-Hemos hablado de la importancia de estar activo en Internet, pero ¿y la importancia de dejarse ver en los eventos?

-Hay que ser visible en todos los campos posibles, porque, aunque las redes sociales aumentan un montón las posibilidades, hay gente que no las utiliza y que sigue negándose, así que también es muy importante la visibilidad física. Y eso conlleva asistir a photocalls, presentaciones o cualquier tipo de historia.

-¿Cómo es tu día a día en Madrid?

-Como actor que acaba de llegar a la capital en busca de sus sueños, trabajo en un bar, pero estoy muy contento. Y mientras me van saliendo proyectos, voy compaginando todo como puedo.

-¿Hay algún actor o actriz en España que no haya trabajado poniendo copas?

-Así es, y creo que el 40% hemos dormido alguna noche en el metro (entre risas).

-¿Y cómo se hace para no tirar la toalla?

-Sin olvidar los motivos que te trajeron hasta aquí. Tener claro cuál es tu sueño y por lo que quieres luchar, ser consciente de que es duro y a la mínima no te puedes echar para atrás. Y asumir que no te lo van a dar rápido y corriendo. Hay que ser muy constante y tener mucha paciencia. Creo que todos pensamos en tirar la toalla muchas veces, incluso la gente que ya tiene un nombre, porque al final es una profesión de temporadas y hoy estás arriba y mañana estás abajo. Yo cada vez que pienso en si quiero tirar la toalla o no, me acuerdo del apoyo de mis padres, de mi familia y de que lo tengo que intentar.

-¿Vas mucho a Santander?

-Siempre que puedo me escapo. Es más, mis vacaciones hoy en día siempre son allí. He dejado de mirar billetes y vuelos a otros países porque tengo claro que donde quiero estar es con mi familia y la gente que quiero.

«He dejado de mirar billetes y vuelos a otros países porque tengo claro que donde quiero estar es con mi familia y la gente que quiero».

-Además de tu familia y amigos, ¿qué más echas de menos?

-El mar, siempre. Y el ambiente que hay en la ciudad, que no sé cómo explicarlo. Es una sensación de hogar. A mí mis padres siempre me han enseñado que lo más bonito que puede tener una persona es un sitio al que regresar. Y para mí Cantabria es eso. Pero sí, me quedo con el mar y los sobaos.

-¿Y lo que más te gusta de vivir aquí?

-Pues es un poco esa arma de doble filo, que puede pasar cualquier cosa en un día. A veces es estresante, pero también es muy emocionante. Es una ciudad muy inesperada, que te sorprende. En Madrid tienes que buscarte la vida para aburrirte.

Coco Gacó, un actor con un gran futuro por delante.
Coco Gacó, un actor con un gran futuro por delante. / ANA MÁÑEZ

-¿Un rincón de Santander donde te guste perderte?

-El espigón. Por las noches, cuando me apetece pensar, me voy allí a sentarme y a ver la bahía. Me gusta mucho ese sitio.

-¿Y en Madrid?

-El tejado de mi casa. Vivo en un ático y tengo unos ventanales por los que puedo subir.

-Parece pregunta obligatoria con este calor, ¿cómo llevas el clima?

-Fatal, muy mal. Amo la humedad de Santander de la que todo el mundo habla mal, me encanta. Aquí parece que tienes ansiedad, porque es como si estuvieras respirando asfalto. 43 grados hemos llegado a tener, ¿de qué estamos hablando? No duermes bien, pagas de luz lo que no está escrito… En fin, lo llevo como puedo.

Síguenos en: