La Agencia Tributaria ya ha devuelto 41,5 millones a 59.000 cántabros

La Agencia Tributaria ya ha devuelto 41,5 millones a 59.000 cántabros
Se Quintana

La atención en oficinas de Hacienda se puso en marcha ayer en nueve localidades para las personas que necesiten asistencia personal

Ángela Casado
ÁNGELA CASADOSantander

Un total de 59.067 contribuyentes cántabros han recibido ya 41,58 millones de euros correspondientes a la devolución del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de 2018, un 11,2% más que en mayo del año pasado. De esta forma, con el inicio de la atención en oficinas de la Agencia Tributaria -que se puso en marcha ayer- para los contribuyentes que necesitan asistencia personal, el número de declarantes de IRPF que ya han recibido el importe correspondiente es un 8,59% superior al de la pasada campaña en estas mismas fechas. Lo dio a conocer la delegada de la Agencia Tributaria en Cantabria, Carmen Gómez, quien estuvo acompañada por la directora general de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria, Felicidad Pérez.

Ante los medios, Gómez destacó que esta «agilización» en los pagos se ha producido gracias a una aceleración de las presentaciones, derivada del impulso a las dos vías de presentación no presencial alternativas a la página web de la Agencia: la aplicación móvil y el plan 'Le llamamos' (servicio telefónico). Por vía de la aplicación se han presentado en Cantabria 2.779 declaraciones, 186 más que el año anterior en las mismas fechas y, por el plan 'Le llamamos', 1.599, un 62% más. Además, se han concertado 5.938 citas para que la Agencia llame al interesado.

LAS CIFRAS

93.213
contribuyentes cántabros han presentado su declaración, un 6,7% más que en 2018 por estas fechas.
77.867
declaraciones son a devolver, el 83,5% del total, y suman un total de 60,9 millones de euros.
13.213
declaraciones son a ingresar y alcanzan los 11,2 millones de euros.
2.779
personas han presentado la declaración a través de una aplicación para el móvil.

Ahora, en el ecuador de la campaña, un total de 93.213 contribuyentes cántabros han presentado su declaración, 5.877 más (6,7%) que en las mismas fechas de 2018. Esta aceleración en las presentaciones engloba tanto a las declaraciones con resultado a devolver (77.867, un 6,6% más) como a ingresar (13.213, un 8,1% más). Las declaraciones con solicitud de devolución suman 60,9 millones de euros (un 9,3% más), y las declaraciones a ingresar alcanzan los 11,2 millones (un 13,5% más). De las declaraciones a devolver, ya se han pagado 59.067, el 75,9%. En el ámbito nacional, la Agencia Tributaria ya ha devuelto 3.031 millones de euros a 4.481.000 contribuyentes, un 14% más que el año pasado en las mismas fechas.

En nueve localidades

La Agencia Tributaria puso ayer a disposición del contribuyente sus oficinas. La oferta de cita previa para la asistencia presencial se irá abriendo progresivamente. Gómez precisó que la campaña presencial cuenta con la colaboración del Gobierno de Cantabria y se desarrollará en nueve localidades: Santander, Torrelavega, Potes, Castro Urdiales, Laredo, Santoña, Reinosa, San Vicente de la Barquera y Los Corrales de Buelna. El teléfono para solicitar cita previa, tanto para atención presencial como telefónica, es 901223344.

Por otra parte, Gómez quiso recordar que, en términos generales, no están obligados a realizar la declaración de la renta los contribuyentes con ingresos exclusivamente procedentes del trabajo hasta un importe máximo de 22.000 euros anuales. Sin embargo, este límite se reduce si los rendimientos proceden de más de un pagador (salvo excepciones), cuando el pagador no está obligado a retener y cuando los rendimientos están sujetos a un tipo fijo de retención. En tales casos, el límite es de 12.643 euros anuales.

Ambos límites siguen siendo válidos para no declarar si el contribuyente cuenta con los siguientes rendimientos íntegros: dividendos, intereses y ganancias patrimoniales sometidos a retención con un tope de 1.600 euros, rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado y demás ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, con el límite conjunto de 1.000 euros. Igual que el año anterior, tampoco estarán obligados los contribuyentes que cuenten con rendimientos del trabajo, capital y actividades económicas, así como ganancias patrimoniales (subvenciones, premios y otras), con el límite conjunto de 1.000 euros, junto con pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.