Bandera azul ya ondea en 11 arenales de la región

Representantes de los diferentes ayuntamientos con playas con Bandera Azul./Ana Cobo
Representantes de los diferentes ayuntamientos con playas con Bandera Azul. / Ana Cobo

El Ayuntamiento de Santoña acoge el acto formal de entrega de este distintivo que avala la calidad de las playas reconocidas

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

En Cantabria ya ondean las 11 Banderas Azules obtenidas este año por ocho municipios para sus playas. Algunos ayuntamientos colocaron el distintivo a principios de este mes en sus arenales y otros, como Santoña, lo hicieron ayer en el marco de un acto protocolario. Y es que todos los veranos la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac), que otorga este reconocimiento, elige una de las localidades galardonadas para simbolizar la entrega de banderas.

Al igual que el año pasado los arenales reconocidos son Ostende (Castro Urdiales), Cuberris (Bareyo), El Sable de Merón ( San Vicente de la Barquera), El Sable y Los Locos (Suances), Ris y Trengandín (Noja), El Sable y La Arena (Arnuero), Berria (Santoña) y el de Comillas. La distinción acredita el buen estado de conservación de las playas, la calidad de los servicios que prestan estos lugares, la información y educación ambiental, la seguridad y vigilancia así como la calidad del agua.

Representantes de los Ayuntamientos con Bandera se dieron cita ayer en el Consistorio santoñés, en un acto que contó con la presencia del presidente de Adeac, José Ramón Sánchez, y el director del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, Antonio Lucio. Como alcalde anfitrión, Sergio Abascal, felicitó a su homólogos por la consecución un año más del distintivo y les emplazó a seguir en la misma línea de trabajo ya que el reconocimiento de Bandera Azul «implica una serie de compromisos y de logros de carácter medioambiental y de accesibilidad, entre otros, que hacen que nuestras playas sean mucho mejores».

Lo lucirán playas de Castro, Bareyo, Comillas San Vicente, Suances, Arnuero, Noja y Santoña

El presidente de Adeac puso en valor que este distintivo lo otorga «un jurado internacional en el que hay dos agencias de Naciones Unidas, la del Medio Ambiente y Turismo», que está presente en 47 países y que «no depende de ideologías, ni de corporaciones ni de intereses económicos». Sánchez avanzó además que la fundación abre una tercera etapa que tendrá cada vez más en cuenta la accesibilidad inclusiva para las personas con necesidades especiales y las medidas contra el cambio climático, con la salud y el bienestar humano.

Por su parte, Lucio destacó que las banderas azules son uno «elemento de distinción» para estas once playas pero, sobre todo «una apuesta pública por un estándares de calidad ambiental, de servicio, de seguridad y de salud para los vecinos». Y, señaló que su departamento «va a apoyar el trabajo de los que ya estáis y de los que quieran estar».