Pedro Sánchez: «Trabajar por la unidad de España es unir a los españoles, no enfrentarles»

Pedro Sánchez: «Trabajar por la unidad de España es unir a los españoles, no enfrentarles»
Luis Palomeque

El presidente del Gobierno presenta en Santander a los candidatos socialistas a la presidencia de Cantabria, Pablo Zuloaga, y al gobierno de la capital, Pedro Casares

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

El presidente del Gobierno del Estado y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha visitado hoy Santander, por primera vez como jefe del Ejecutivo, para presentar a Pedro Casares como candidato a la Alcaldía de Santander, y lo ha hecho en un acto marcado por la manifestación que se produce al mismo tiempo en la plaza de Colón en Madrid y que ha estado presente en los discursos de todos los participantes. Sánchez ha arrancado recordando que el paraninfo de la UC, en el que se celebra el acto, fue el lugar donde protagonizó una acto como candidato a las primarias socialistas, y donde hizo la promesa de que los socialista iban a cambiar España. Y será también, en su opinión, el inicio del cambio en el Gobierno de Cantabria y de Santander. Un paraninfo, con capacidad para 800 personas, lleno hasta los topes, que ha dejado a muchos asistentes de pie en los pasillos.

Sánchez le ha dicho a Casares: «Si te atacan es porque te temen», y sin citar a las denuncias por las presuntas firmas falsas en la Universidad de Cantabria, ha aludido a lo que «ha sufrido» cuando se trata de un hombre «cabal y recto». «Conozco a Pedro desde hace mucho tiempo y lo que ha sufrido en los últimos meses tiene que ver con lo que ocurre en España cuando alguien da el paso y se presenta como candidato socialista», ha dicho el presidente, que le ha garantizado su apoyo, al tiempo que ha anunciado que vendrá en campaña a apoyar la candidatura de Zuloaga. No ha hablado más de política regional, ni ha aludido a Miguel Ángel Revilla o a los reclamos del presidente cántabro de los últimos días.

En todo un acto de marcado carácter electoral, en el que todos han planteado lo que ya han logrado y lo que pretende hacer por España o por Cantabria, el presidente ha mirado a la plaza de Colón para lamentar que ahora «algunos indentifican ser patriota con gritar ¡Viva España!, y nosotros decimos que ser patriota es trabajar todos los días por España y los españoles».

Sánchez se ha referido a las palabras del líder del PP, Pablo Casado, sobre el aborto y las pensiones, y a los ataques de VOX y la derecha a las mujeres y por eso ha garantizado que con el PSOE siempre habrá gobiernos feministas, y ha advertido: «Cuando la derecha insulta a las mujeres no pierde la razón porque insulta, sino porque no tienen razones ni argumento». También les ha acusado de «banalizar» la violencia de género queriendo ahora llamarlo «violencia doméstica» como si fuese solo un problema «entre un hombre y una mujer» cuando se trata de una lacra social en cuya lucha, ha enfatizado, «los socialistas no vamos a dar ni un paso atrás».

Ver más

Insistió en que como presidente respeta la concentración de Colón, pero dijo no entender que lo hagan, cuando él, como líder de la oposición, siempre estuvo al lado del Gobierno ante los referendum ilegales de Cataluña. «Siempre respetando la Constitución, trabajaré por resolver una crisis de Estado que el PP contribuyo a agravar. El Gobierno de España trabaja para unir España, y no para enfrentarla como hacen hoy las derechas».

Sánchez ha insistido en que el momento político actual va de «conquistar el futuro o de retroceder 40 años». Con insistentes alusiones a las mujeres y su papel en el futuro, el presidente ha dicho que cuesta mucho conseguir derechos, pero su defensa no termina nunca. «¿Definir su proyecto político en contra de las mujeres en el siglo de las mujeres?», ha ironizado Sánchez respecto a las posiciones del PP y de VOX.

El presidente ha garantizado que «diálogo y Constitución» serán sus metas porque aunque el diálogo es el camino más largo, es el «único que nos puede llevar a buen puerto». «Nosotros no entendemos el país sino es estando todos juntos».

También ha aludido a los presupuestos, y el debate que comenzará el martes en el Congreso que es la «representación máxima de que la política hace extraños compañeros de cama». En este sentido, ha añadido que en ese debate van a «unirse» los independentistas y «las derechas que se reúnen hoy en la plaza de Colón».

Para su transformación de España, Sánchez ha enumerado cinco pilares: educación, mercado de trabajo y empresas, cómo sostener el Estado del Bienestar, pensiones y medio ambiente». Y para acabar, ha asegurado que cree que en las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo habrá una «gran grito» ciudadano «a favor del futuro de España» en forma de votos socialistas y se ha mostrado convencido de que su partido logrará «cambiar» Santander y Cantabria con Pedro Casares y Pablo Zuloaga, respectivamente.

«Hay una mayoría de gente moderada y con sentido común que quieren conquistar el futuro de España y no retroceder 40 años», ha afirmado en Santander.

Sánchez ha estado acompañado de militantes y simpatizantes que han abarrotado en salón de actos del Paraninfo de la Universidad, aunque a la puerta le esperaba un grupo de funcionarios de prisiones que protestaban por su situación laboral. No ha llegado a cruzarse con ellos al entrar por otra lugar. También estaban entre los presentes la vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos, y la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga, que aunque tenían un asiento reservado en las primeras filas han permanecido de pie en el pasillo del fondo de salón.

Pedro Sánchez ha entrado en el Paraninfo junto de Pablo Zuloaga y Pedro Casares, además de la secretaria de Organización, Noelia Cobo.

Al tomar la palabra, Zuloaga, ha pedido «responsabilidad» y «lealtad sin fisuras» a todo el partido, a los que ahora lo dirigen y a los que estuvieron al frente de la formación, porque ha asegurado que los debates fuera del partido solo benefician a las derechas.

Ante el líder de los socialista ha dicho que siente el calor de la militancia socialista y ha afirmado que se ha conseguido «dar la vuelta» al PSOE y ahora crece en Cantabria.

Zuloaga ha abogado por el diálogo que no le gusta a la derecha, a la que ha opinado que «si me apuráis, tampoco la democracia» y ha asegurado que por eso hay «un monstruo de tres cabezas en Madrid», informa E. Press. «Y si están es porque lo estamos haciendo bien», ha apostillado. También ha ironizado, al referirse a esa manifestación y ha afirmado que imagina que estará «repleta de banderas de Suiza e Irán».

Por su parte, Pedro Casares ha lamentado que hoy domingo salgan a las calles «los que fomentan el odio» en el país. «Nosotros salimos a las calles con las mujeres, los desempleados, los médicos, los dependientes (...) por mejorar la vida de la gente», ha apostillado. Casares ha dicho que no van a «callar la fuerza imparable» de la militancia y el compromiso «imparable» de los socialistas. «Orgullo de partido, de nuestro gente y orgullo de presidente», ha dicho ante los aplausos de las personas que han llenado el Paraninfo de la Universidad de Cantabria.

 

Fotos

Vídeos