El PP cree que Revilla «acordará la destitución de Real en unos días»

El PP cree que Revilla «acordará la destitución de Real en unos días»
Javier Cotera

Los populares aseguran que lo hará aunque le genere un «conflicto» con Pablo Zuloaga

DM
DMSantander

El Partido Popular cree que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, «no va a tardar más allá de unos días en acordar la destitución» de la socialista María Luisa Real como consejera de Sanidad tras el «escándalo» de las «irregularidades» en la contratación del Servicio Cántabro de Salud (SCS) -algo que le piden los 'populares' al igual que el resto de la oposición- aunque ello le genere un «conflicto» con el secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga.

Los populares hacen estas declaraciones tras solicitar este lunes que el presidente Revilla comparezca en el Parlamento para explicar su postura «en relación con las responsabilidades políticas derivadas del escándalo». El primer Pleno se celebrará el 1 de septiembre y esa es la fecha en la que esperan que el presidente se persone en la cámara para exponer su valoración.

«Si le queda un mínimo de astucia política a Miguel Ángel Revilla no va a cargar con esto durante los próximos meses y va a acordar la destitución de Real en los próximos días, estoy convencido», ha afirmado este martes, en rueda de prensa, el portavoz del PP de Cantabria, Íñigo Fernández.

El Ejecutivo indicó a través de un comunicado que tomaría medidas una vez que los informes sean definitivos y presentados por la propia consejera.

El también diputado 'popular' se ha mostrado «convencido» de que este asunto se va a llevar «por delante» a Real, que, a su juicio, o bien debe dimitir o debe ser destituida porque es la «actriz principal» de la «trama» creada en el SCS para contratar a «amigos» y cometer «todo tipo de irregularidades».

«No tengo elementos de juicio para opinar», dice la vicepresidenta regional

La vicepresidenta del Gobierno regional, Eva Díaz Tezanos, ha pedido «respetar los procedimientos» y «esperar a tener el informe definitivo» de Intervención sobre la contratación en el Servicio Cántabro de Salud para «poder hacer valoraciones».

«En ese tema no tengo elementos de juicio para poder manifestar una opinión», ha dicho al ser preguntada si cree que Real debe dimitir. «Entre otras cosas, porque estamos hablando de un informe provisional que en estos momentos se encuentra en fase de alegaciones. Tal y como ya ha manifestado el Gobierno, creo que lo que procede es respetar los procedimientos y esperar a tener el informe definitivo para poder hacer valoraciones», ha apostillado.

Para el PP, «ya no caben más plazos» para que Revilla decida si, o bien, «corta por lo sano», o se convierte en «encubridor» de Real.

Si opta por esta segunda opción, el PP le ha advertido que tendrá que «cargar» con esta «mochila» hasta el final de legislatura porque los 'populares' «no van a permitir que este tema caiga en el olvido» y van a promover cuantas iniciativas sean necesarias.

Cuestionado sobre la petición de Podemos de crear una comisión de investigación en el Parlamento, Fernández ha opinado que esta fórmula «no es la más adecuada». Y es que, según ha dicho, una comisión es un proceso «lento» y dirigido más bien a conocer hechos -que, a su juicio, en este caso ya se saben- que a pedir que se depuren responsabilidades políticas.

Sin embargo, preguntado acerca de si llegado el caso apoyaría esta propuesta, ha afirmado que el PP «no descarta ninguna opción», aunque cree que no será «preciso» llegar hasta este punto porque la salida de Real se producirá antes.

El blindaje de Real

El portavoz del PP ha opinado que de este asunto ninguno de los dos socios de Gobierno, PRC y PSOE, «se van a poder escapar tan rápido» y tendrán que decidir «hasta dónde están dispuestos a mancharse».

Fernández se ha preguntado «qué es lo que está blindando» a Real para seguir al frente de la Consejería pese a que tanto el informe de la Inspección Sanitaria hace unos meses como ahora el de la Intervención de la comunidad «ratifiquen» las «irregularidades» denunciadas en la contratación en el SCS primero por la jefa del Servicio de Contratación, Inmaculada Rodríguez, y luego por el PP y por el Sindicato Médico.

El portavoz del PP cree que el «problema» de este blindaje a Real para que siga agarrada como «una lapa» a su cargo está en los «acuerdos» entre Revilla y Zuloaga y en que el regionalista no quiere un «conflicto» con su socio de Gobierno ni con Zuloaga.