El sector de la dependencia de Cantabria se plantea cancelar los conciertos con el Gobierno

El sector de la dependencia de Cantabria se plantea cancelar los conciertos con el Gobierno
Javier Cotera

El próximo 3 de mayo trasladarán a Revilla la «situación límite» a la que se enfrentan ante la falta de soluciones y de respuesta de la Administración

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

El sector de la dependencia en Cantabria se encuentra «en una situación límite». La falta de soluciones la negativa de la Administración a escuchar sus demandas y los problemas enquistados desde la época de la crisis ponen en riesgo su futuro, advierten una vez más. Por eso hoy, los centros que forman parte de la Federación Empresarial de la Dependencia (FED Cantabria), que da servicio a más de la mitad de los usuarios de la región, se han planteado la posibilidad de cancelar los conciertos de plazas de dependencia que el Gobierno regional tiene con ellos. En la reunión de este miércoles han participado más de 70 directores y gerentes que representan a 80 centros, 5.200 usuarios y 2.300 trabajadores de un sector que agrupa a residencias de mayores, personas con discapacidad, centros de día y transporte adaptado. En esta cita han valorado varios escenarios y una situación que, de seguir así, podría llevar al cierre y cancelación de los conciertos por un «gran numero» de las empresas, que en la actualidad tienen algo mas de 4.000 plazas concertadas.

El próximo 3 de mayo trasladarán al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, «la situación límite a la que se enfrentan» y le reclamarán la solución que no han obtenido, dicen, a pesar de los informes y peticiones de reunión presentados durante los últimos tres años.

El sector estalló hace varias semanas, tras meses negociando con la Dirección general de Política Social que pretendía imponer una nueva normativa con un nuevo sistema de atención que el sector considera «inaplicable» en la región con un pago -como es el actual- de 47 euros por día y plaza concertada. Además, no se recogía ninguna de las propuestas planteadas, a petición del propio Gobierno, por las empresas que trabajan con la dependencia. «Llega a un punto en que vemos que no quieren un cambio y que no nos respetan y decimos basta». Aitor Pellón, responsable de Ecoplar, explica que tras mostrar su indignación la Administración dio marcha atrás y paró esa normativa y se comprometió a subir un 3,3% el pago por plaza en concepto del IPC acumulado de los últimos años. Ahora, de nuevo, ha decidido seguir adelante con esa normativa y no se ha hecho efectivo ese incremento del 3,3% comprometido. «El sector está infrafinanciado y debe volver a los ratios de personal de antes», indica Aitor Pellón, quien recuerda que en 2012, durante el Gobierno del PP, se redujo un 10% el pago de la Administración por plaza concertada. Ello hizo que las empresas del sector -cuyo beneficio era de un 4% por plaza- entraran en pérdidas por lo que como medida provisional se bajaron los requisitos de personal, para compensar. Seis años después esa medida provisional no se ha revertido ni se han actualizado los precios, denuncia Pellón. Lo que el sector exige es volver a la situación de 2011, con una adecuada financiación y el personal que se exigía entonces y que ha llevado al sector de la dependencia de Cantabria a ser uno de los de más calidad de España.

En la nota de prensa hecha pública este miércoles, FED advierte de que los problemas sin resolver sobre la normativa, acreditación, requisitos materiales y funcionales o el número de trabajadores de atención directa e indirecta, están provocando inseguridad jurídica, falta de financiación y de trabajadores, «nula planificación» por parte del Gobierno y una «tremenda descoordinación socio-sanitaria». El sector denuncian que se encuentran peor que en el año 2011 y al límite de sus capacidades a pesar.

Reunión mantenida este miércoles.
Reunión mantenida este miércoles. / DM

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos