Temporada alta de picaduras

Temporada alta de picaduras

El verano dispara las consultas por este motivo, que en 2018 generó más de 2.200 urgencias en Valdecilla

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

¡Cuidado! La temporada de picaduras está en pleno apogeo. Unas veces no hay duda del causante y otras se queda en el 'me ha picado algo' que deja su rastro en forma de roncha y molesto picazón. La lista de 'ataques' empieza a crecer en primavera y se dispara durante el verano. Con el sol y el calor se revolucionan los mosquitos, avispas, abejas, tábanos... La mayoría de los episodios no trascienden del ámbito doméstico, siendo suficiente con la limpieza de la zona y el tratamiento sintomático, pero otros generan múltiples consultas a los servicios sanitarios, tanto en centros de salud como en Urgencias. El año pasado, sólo Valdecilla atendió 2.230 casos por este motivo. De ahí la importancia de conocer cómo prevenir y aportar una primera atención.

«Hay distintos tipos de reacción a las picaduras», explica la médico Ana González. «La primera es la llamada reacción local, leve o moderada, que estará bien localizada, y se presentará siempre en la misma intensidad cuando la picadura es del mismo animal». En ese supuesto, no requiere mayor tratamiento que el necesario para aliviar los síntomas. Sin embargo, hay un segundo grupo, «que incluye reacciones extensas, probablemente alérgicas», en forma de habones (ronchas) de gran tamaño (mayores de 10 cm) y cuantía, inflamación de párpados o labios, sensación de fatiga, mareo, malestar general... tras las que «será importante consultar a un servicio de Urgencias, bien de Atención Primaria (SUAP) u hospitalaria, en función de la gravedad».

Mosquito

Reacción:Son los responsables de las picaduras más frecuentes, que no producen mayor complicación que la molestia del picor o ardor. Reacciones similares a las de arañas, pulgas y tábanos. Qué hacer:En todos los casos, se aconseja evitar el rascado de la picadura, que agudiza la reacción y puede generar una sobreinfección. Aplicar frío local o alguna crema con corticoide viene bien para aliviar los síntomas.

Avispas y abejas

Reacción: Su picadura es bastante dolorosa, aunque desaparece con las horas. Para prevenir el ataque, no espantarlas con movimientos bruscos. Revisar alimentos y bebidas antes de consumirlos. Qué hacer:Por lo general, no necesita atención médica, se aplicará tratamiento sintomático y analgésico si hay dolor. En caso de picadura de abeja, se debe retirar el aguijón.Si hay reacción alérgica, acudir a Urgencias.

Garrapata

Reacción: Suele producir una lesión local leve y autolimitada, que no requiere de asistencia sanitaria.Qué hacer:Tranquilizar al afectado, ya que el riesgo de desarrollar una enfermedad secundaria es mínimo y extraer la garrapata con una pinza tirando de forma firme y constante, perpendicular a la piel, y desinfectaremos posteriormente la zona. Habrá que vigilar aparición de fiebre en las siguientes 2-4 semanas.

Encabezan el ranking de picaduras los mosquitos, que actúan sobre todo al atardecer y durante la noche. Se reparten protagonismo con arañas, pulgas y tábanos. «Este tipo de insectos suele generar una reacción local, de mayor o menor tamaño y en población no alérgica no produce mayor complicación que la molestia del picor o ardor», apunta. Para mitigar su efecto, «se debe evitar el rascado, que agudiza la reacción y puede generar una sobreinfección, y aplicar frío local o alguna crema con corticoide».

Cuando son las avispas y las abejas las que acechan «es importante la prevención, no espantarlas con movimientos bruscos; evitar zonas cercanas a basura, flores o frutales, no caminar descalzos, revisar bebidas y alimentos antes de consumirlos y no usar colonias con olores fuertes». Su picadura produce de forma habitual una reacción local bastante dolorosa, que desaparecerá en las siguientes horas. «Por lo general, no necesitará de atención médica, y el tratamiento será sintomático, añadiendo algún analgésico si persiste el dolor». Eso sí, en caso de picadura de abeja, se debe retirar el aguijón. Y si se sospecha una reacción alérgica, acudir a Urgencias. «Mención especial merece la avispa asiática, que por su mayor tamaño produce reacciones más extensas pero de similares características, siendo de interés su identificación en pacientes alérgicos».

La picadura de garrapata suele producir una lesión leve, que «en muy pequeño porcentaje tiene complicaciones». Por lo tanto, añade, «lo que debemos hacer es tranquilizar al afectado, ya que el riesgo de desarrollar una enfermedad secundaria es mínimo, extraer la garrapata con unas pinzas y desinfectar». No obstante, habrá que vigilar la eventual aparición de fiebre en las semanas posteriores.

Medusa

Reacción: Las medusas poseen en sus tentáculos células urticantes que en contacto con la piel producen una reacción habonosa lineal, con picor y dolor intenso, que por lo general no conlleva gravedad. Qué hacer:En ocasiones provocan dolor de cabeza, escalofríos o náuseas. En caso de empeoramiento, pedir una valoración médica.

Pez Escorpión

Reacción: Suele estar semienterrado en la arena exponiendo su aleta dorsal, donde presenta espinas venenosas.La reacción es muy dolorosa y aumenta progresivamente. Qué hacer: Limpiar y meter la zona afectada en agua caliente 20-40 minutos, ya que su veneno (como el de las medusas) es termolábil, con calor se inactiva.

Serpiente

Reacción: La de víbora es la mordedura por ofidios más frecuente en España. Más común en brazos y manos. La mayoría de especies de serpiente no tiene potencial mortal, su reacción es inofensiva. Qué hacer:Si la lesión progresa con ampollas, alteraciones en el color de la piel... o reacciones generalizadas, se debe acudir al médico.

En lo que respecta a los ofidios, la mordedura de víbora es la más frecuente en España. «La mayoría de especies de serpiente no tiene potencial mortal y su picadura es inofensiva. Raramente presentan síntomas generalizados». Su huella, dos orificios separados unos milímetros, provoca dolor intenso e inflamación. «Si no aparecen en las cuatro horas siguientes, se descarta la inoculación del veneno». Será recomendable la visita a Urgencias si la lesión deriva en ampollas, alteraciones en el color de la piel... Para los que son más de playa que de campo, atención a la medusa y al pez escorpión, y a sus dolorosas picaduras. El veneno de ambos es termolábil (con calor se inactiva), de ahí que el alivio pase por introducir la región afectada en agua caliente y, seguido, limpiar la zona afectada, retirar los restos de tentáculo o espinas y aplicar frío seco.