un tiro en el pie

No es normal que PSOE y PRC, los dos partidos del Gobierno, rompan la unidad de criterio sobre la participación de los ayuntamientos en la contratación de desempleados

Jesús Serrera
JESÚS SERRERASantander

Una cosa es que el enemigo te meta el dedo en el ojo y otra que tú te dispares un tiro en el pie. El PSOE pudo advertir la diferencia en el Pleno del Parlamento de ayer. Lo normal es que los grupos de la oposición, PP, Podemos, Ciudadanos, aunque bastante tienen con lo suyo, se empleen a fondo en propagar la crisis socialista extendida al Gobierno regional: la irrupción ruidosa del nuevo secretario general, Pablo Zuloaga, lo bueno o lo malo que era el consejero cesante, Ramón Ruiz, la protección de Eva Díaz Tezanos a Salvador Blanco, la inacción del presidente del Ejecutivo en la resolución del conflicto… Menos mal que Revilla esta vez se centró en el rifirrafe con los portavoces de la oposición y no echó la bronca en público a sus aliados del PSOE; sólo dejó caer de pasada que él no hubiera prescindido de Ruiz y que su norma es dar autonomía total a sus consejeros a la hora de formar equipos.

Lo que ya no es normal es que PSOE y PRC, los dos partidos del Gobierno, rompan la unidad de criterio sobre la participación de los ayuntamientos en la contratación de desempleados. Dos enmiendas muy distintas y votos opuestos. El PRC se apresuró a situarse con la mayoría y hasta mejoró la fórmula consensuada en la Federación de Municipios, que para eso la preside y es el que más alcaldes tiene, y dejó al PSOE sólo con Carrancio, el diputado disidente de Ciudadanos. Entre los partidarios de Zuloaga era evidente el cabreo por la ‘espantá’ regionalista para votar con el PP una propuesta que cuestiona la política del partido en el Gobierno, concretamente la del consejero Sota.

Los fieles a Díaz Tezanos preferían subrayar el ‘papelón’ que la dirección del partido ha asignado a sus diputados en ese asunto. Incluso a sus alcaldes, afirman, aunque eso lo tendrá que discutir Pablo Zuloaga, que también lo es, con sus colegas.