El empleado del mes en Amazon

El empleado del mes en Amazon

Un joven de Santoña que trabaja en la compañía recibe un reconocimiento por su labor en la empresa

ÁLVARO MACHÍNSantander

Ellos lo llaman, traducido, algo así como una milla más allá. Ir un poco más lejos de las obligaciones propias de tu cometido en el trabajo. Para entenderlo con ese lenguaje visual que el cine americano nos ha metido en la cabeza a los nacidos a este lado del mundo sería aquello del empleado del mes. Con la foto enmarcada colgada de las paredes de la empresa para que todos lo sepan. A los americanos les gustan mucho estas cosas. La foto de José Ibáñez no está colgada, pero la idea es la misma. A este joven de Santoña que trabaja en Amazon España desde hace un año y medio le han reconocido su labor en la empresa. Premio para dos proyectos desarrollados en Italia y para el suyo. Mandaron un correo electrónico con copia a toda la plantilla para que se dieran por enterados. «Es como una medalla virtual», explican desde la compañía. «Es importante de cara al futuro», admite él. El historial cuenta mucho.

Tiene 27 años y a los 18 se marchó a Madrid para estudiar Administración de Empresas en La Complutense. Luego se sacó el Master en Dirección Financiera y Control de Gestión. «Salí del master y estaba empeñado en trabajar en la banca de inversión. Era lo que más me llamaba, pero ahora me gusta más lo que encontré que las finanzas. Y fue una casualidad, pero muy positiva». Una entrevista, una llamada... Amazon, el gran escaparate de compras en la red. «Es una empresa conocida, todo el mundo sabe lo que es». Luce. El caso es que ocupa un cargo que también hay que traducir. Brand Specialist en la tienda de informática. Para entenderse, el punto de contacto con determinadas marcas, el que lleva las relaciones con ellas y les dedica una atención concreta.

Todo, en una empresa que ha crecido mucho en España en los últimos años y que tiene previsto contratar en este 2017 a quinientas personas. «Cada día hemos añadido a nuestro catálogo 80.000 productos nuevos. Todos los días, incluidos los fines de semana. Empezamos con 2,3 millones y ahora ya tenemos más de 150», presumen desde el departamento de comunicación de la multinacional durante la charla con Ibáñez.

El reconocimiento la milla más allá le llegó después de desarrollar una herramienta que le permite agrupar todos los datos de cada marca, unificar toda la información y tenerla disponible y actualizada de una forma rápida cuando tienen que acudir a una reunión o tomar decisiones. «Ahorra mucho tiempo». De hecho, fueron sus propios compañeros los que le propusieron para recibir el galardón entre las más de mil personas del área corporativa que trabajan en España e Italia. Al jurado en el que está buena parte del equipo de dirección le pareció bien. Luego llegó el correo para todos y en la próxima reunión para conocer cómo van las cosas le pondrán cara. «Da mucha visibilidad dentro de la empresa».

Futuro

Eso es muy importante para seguir progresando. «Sí, ahora mismo lo que quiero es seguir en Amazon. El trabajo duro se recompensa a largo plazo y por eso quiero seguir poniendo mucho esfuerzo para llegar más alto». Sobre todo, en una empresa en la que «hay oportunidades cada día». «Se pueden hacer cosas muy distintas. Amazon tiene una rotación interna importante y yo no me cierro a nada. Al área de logística, a lo que sea... me ha gustado mucho todo esto y no me lo esperaba».

Está encantado y lo del premio ha trasladado ese encanto hasta Santoña. «Mis padres, que viven en Santoña, están muy orgullosos y es normal. Ellos no salen mucho de allí, te vas a estudiar fuera, entras en esta empresa... Mi padre tiene una empresa y mi madre es maestra», cuenta el joven cántabro. Viene, más o menos, una vez al mes. «No me gustan los atascos y por eso lo de salir de Madrid es complicado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos