El 'interminable' Bob Dylan regresa a España

Bob Dylan. /Borja Agudo
Bob Dylan. / Borja Agudo

El cantautor empieza su gira 'Live in Person' por ocho ciudades, en un espectáculo íntimo que explora nuevas formas de compartir su música y la de los clásicos norteamericanos

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

Con el premio Nobel de Literatura en la mochila, Bob Dylan regresa a España para dar una serie de ocho conciertos dentro de su gira 'Live in Person'. Con unas cien actuaciones al año, Dylan, a punto de cumplir 78 años, prosigue de esta manera, fiel a su propia lírica, el 'neverending tour', una gira que no tiene final, y que bautizó así en 1988. Artista singular y ecléctico, su interés actual está en las formas del 'blues' de los orígenes y el que evolucionó en las ciudades, la fusión del folk, el tex-mex y las baladas rock. Con el folk norteamericano de base y profundas letras sobre la condición humana, Bob Dylan cantará en Pamplona (25 de abril), Bilbao (26 de abril), Gijón (28 de abril), Santiago (29 de abril), Sevilla (3 de mayo), Fuengirola (4 de mayo), Murcia (5 de mayo) y Valencia (7 de mayo). Las entradas están agotadas en varias localidades y los organizadores incluso cambiaron algunos de los recintos para ampliar el aforo.

La semana pasada, 'Bob Dylan an his band' estuvo en París, acompañado por una pequeña y elegante banda de dos personas, uno en las cuerdas y otro en la percusión. El cantante abrió con 'Like a Rolling Stone', 'Don't Think Twice It's Alright', 'Lovesick', 'Gotta Serve Somebody' y 'Blowin' In the Wind', algunas de ellas con un Dylan que prefirió sentarse detrás del piano antes que empuñar la guitarra de pie, sin que las canciones perdieran, sin embargo, un ápice de emoción. La armónica, como siempre, de seña de identidad, en unas adaptaciones que exploran más en el diálogo de los instrumentos, que en el estribillo tarareable. Un escenario mínimo, como para demostrar que las grandes melodías no necesitan efectos especiales.

La parada en España de 'Live in Person' fue anunciada en diciembre del año pasado, como una actuación «íntima e irrepetible», y se diferencia de sus giras anteriores en que en esta oportunidad rescata las canciones 'standar' que los grandes músicos norteamericanos compartían en su repertorio entre las décadas de los treinta y cincuenta. La banda sonora de su infancia, quizás, entretejida con los clásicos norteamericanos y las composiciones de un «cancionero» ya legendario. Un nuevo reto para quien busca aportar matices y texturas a versiones que parecen insuperables en las voces y ejecuciones de Sarah Vaughan, Glen Miller, Frank Sinatra o Louis Armstrong, entre otros. El 'interminable' Bob Dylan, también ganador de un Príncipe de Asturias en 2007, ha visitado España desde 1984. Ese año tocó en el estadio del Rayo Vallecano, en Madrid. Desde entonces, cada cierto tiempo, entre dos y cuatro años de intervalo, ha traído su música a la península una decena de veces.