Ringo Starr desata la 'Beatlemanía' en el Palau de Barcelona

Lleva a la capital catalana su mensaje de «paz y amor»

EP

El cantante y mítico batería de los Beatles, Ringo Starr, y su All Starr Band han desatado la noche de este martes el fenómeno de la 'Beatlemanía' en un concierto en el Palau Sant Jordi de Barcelona ante 4.200 personas -el aforo era de 5.000- en que han intercalado temas de su último álbum con grandes hits como 'Yellow submarine' y 'I wanna be your man'.

Más de 50 años después del mítico concierto de The Beatles en Madrid y Barcelona, Ringo Starr ha iniciado en la capital catalana la serie de conciertos que junto a su grupo protagonizará en España con paradas en Madrid (jueves), La Coruña (viernes) y Bilbao (domingo), dentro de la gira europea que empezó el 6 de junio en París.

El 'ex Beatle' ha abierto el concierto con el rockabilly de 'Matchbox', de Carl Perkins que los Liverpool cantaron para la BBC en 1957, y que ha enlazado con una retahíla de canciones a medio camino entre el homenaje y una gran velada acompañado de estrellas 'vintage' en pleno estado de forma.

Acompañado de su banda de lujo formada por Colin Hay, Graham Gouldman, Steve Lukather, Gregg Rolie, Warren Ham y Gregg Bissonette Starr ha presentado canciones de su último trabajo 'Give more love'.

Para la ocasión, el Palau Sant Jordi se ha reconvertido en un anfiteatro en que público joven y veterano se ha entremezclado para escuchar entusiasta el mensaje de «paz y amor» de un Starr eufórico que se encuentra a las puertas de cumplir 78 años.

'Don´t pass me by'

Uno de los momentos estrella del concierto ha tenido lugar con la sentida interpretación de 'Don't pass me by', una pieza básica de su repertorio que se singulariza por ser la primera en que el batería aparece como único compositor y fue grabada en junio de 1968 después de que John Lennon y Paul McCartney rechazaran el tema cinco años antes.

Recién llegado de Israel, Starr se ha mostrado conectado con el público en todo momento, y rápidamente ha correspondido un lejano «Ringo, I love you!» entonado por una fan, con un complaciente «I love you to».

A lo largo de la velada, han combinado canciones lentas como la versión 'I'm not in love' -de 10cc-, junto a hits de pista de baile como 'You're sixteen' y un especialmente coreado 'Rosanna', que ha levantado al público de sus asientos para agolparse ante el escenario.

Conexión de la banda

Del propio Ringo Starr han sonado 'It don't come easy' y una animada 'Anthem', entre otras, en un concierto entre amigos en el que la banda ha demostrado su capacidad de reactualizar el rock del siglo XX.

«¿Alguna mujer entre el público?», preguntaba un simpático Ringo Starr enfilando la parte final del concierto para responder con la canción 'I wanna be your man', especialmente aplaudida por el público, que después ha puesto de patas arriba al grito de 'Hold the line'.

«Sois todos muy bonitos, ojalá pudiera tener una gran cámara fotográfica para sacaros una foto a todos», decía a modo de preámbulo de 'Photograph' casi al final del concierto en que el público ha vuelto a tomar los pies del escenario para corear 'Act naturally' y una festiva 'With a little help from my friends'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos