Balonmano

El DS Blendio encuentra la victoria

Torriko se eleva sobre la defensa para lanzar a portería. /María Gil Lastra
Torriko se eleva sobre la defensa para lanzar a portería. / María Gil Lastra

El equipo santanderino estrena su casillero de triunfos esta temporada tras superar al colista, Alcobendas, en el pabellón de La Albericia

RAFA GONZÁLEZ SANTANDER.

Victoria importante para el DS Blendio por 30-25 sobre el Alcobendas, en un partido que tuvo diferentes fases, pero que en el cómputo global los santanderinos se hicieron acreedores a la victoria. Los visitantes dominaron veinticinco minutos de la primera mitad y a partir de ese instante fueron los locales los que se metieron en partido y lograron pasar de dominados a dominadores, alcanzando una gran victoria ante un rival directo.

30 DS BLENDIO

25 ALCOBENDAS

DS Blendio
Villa(p), Diego (1), Silva (7), Torriko (7), Dimitrievski (1), Iglesias (1) y Postigo (-) -siete inicial- Samuel Ibáñez (p), Valverde (-), Sola (2), Pla (2), Basualdo (-), Vallés (1,7p), Alonso (-), Lon (1) y Salvarrey (p).
Alcobendas
Patotsky (p), Catalina (2), De la Rubia (3), Boyarizo (1), Nieto (4,2p), Ignacio Gimeno (-) y Crespo (5) -siete inicial- Adrián Torres (p), Mikel Martín (1), Santiago López (1), Toni Ortega (1), Pelidja (3), Velasco (1), José María Gutiérrez (-), Javier Rodríguez (-) y Thomsson (1).
Parciales
1-4, 4-6, 7-8, 9-10, 13-13, 15-14 -descanso- 19-15, 22-17, 24-18, 28-21, 29-23 y 30-25 (final).

Villamarín, Muñiz y Darko en defensa y Valles, Torriko y Da Silva de cara al gol fueron los más destacados en un choque en el que los puntos tenían un valor especial para no caer en los puestos de descenso en la cuarta jornada.

El partido comenzó con los dos equipos planteando la misma defensa (6-0), si bien en los santanderinos con los habituales cambios de defensa y ataque -en el partido de ayer Lon y Valles jugaban en ataque mientras que Muñiz y Darko lo hacían en defensa-. Por parte de los madrileños, sólo un cambio. En la zaga actuaba López y dejaba su puesto en ataque a José Alberto.

Los primeros minutos dejaron claro que el colista había llegado a La Albericia a sumar sus primeros puntos. Una defensa muy agresiva e intensa, velocidad en las transiciones y continuidad en el ataque posicional le bastaban para coger el mando en el partido, sorprendiendo a los locales, que con los cambios defensivos y su juego posicional protagonizaban un balonmano más lento y bastante previsible.

A los diez minutos el parcial era de 4-7. Los de Manuel Carballo jugaban de memoria y encontraban la puerta abierta en su camino hacía el meta Villamarín. En los locales sólo Torriko parecía entender lo que estaba en juego. Intentaba penetrar y ponía la cara por delante, lo que le valía para que el lateral derecho Da Silva se animase en los lanzamientos. Gracias a estos dos hombres el partido comenzó a cambiar.

La defensa del DS Blendio encontraba muchas dificultades para frenar al lateral izquierdo Nieto, pero en el minuto catorce, con el 6-8 en el marcador, Villamarín logró detener un penalti que animó a sus compañeros para buscar dar la vuelta al marcador. Torriko y Da Silva continuaron a los suyo, lo que poco a poco facilitó que el marcador se igualase. Dentro de los últimos diez minutos el cuadro santanderino logró remontar. Del 11-13 se pasó al 14-13. Al descanso se llegó con 14-15.

El paso por los vestuarios sirvió para refrescar ideas a los santanderinos, que salieron con más intensidad a por el partido. Antes de llegar a los diez minutos del segundo periodo el parcial era de 22-17. El partido estaba de cara, si bien el rival no bajaba los brazos. El Alcobendas pasó a defender 5-1 y 3-2-1 con Velasco de avanzado lo que daba más espacios a los locales para sus penetraciones. A partir del minuto quince, con 24-18, se entró en una fase de juego con intercambio de goles en el que los locales se encontraban cómodos. La recta final del choque se alcanzó con 29-23 y lo más importante era que los del Alcobendas habían probado todas sus opciones sin encontrar soluciones para superar el 6-0 local. Así que el triunfo se quedó en Santander.

 

Fotos

Vídeos